El sensual destape de Jorgelina Aruzzi, a meses de su separación: "Me divierte jugar a ser una bomba sexy" - Ciudad Magazine

El sensual destape de Jorgelina Aruzzi, a meses de su separación: "Me divierte jugar a ser una bomba sexy"

La actriz de Educando a Nina habló de sus armas de seducción y posó muy provocativa en una entrevista con la revista Caras.

Jorgelina Aruzzi desplegó su sensualidad luego de anunciar su separación. (Foto: revista Caras)

Si el anuncio de que Jorgelina Aruzzi (41) se separó después de 18 años en pareja con Pablo García provocó sorpresa, el destape sensual de la artista dejará aún más tela para cortar. La actriz de Educando a Nina se despachó con una producción de fotos que acompañó con una atinada confesión: "Me divierte jugar a ser una bomba sexy y me parece muy relajante serlo de una forma graciosa".

La frase hace referencia a su personaje de Susy, la simpática cordobesa que es amiga incondicional de Niní en la ficción de Telefe. Mamá de Ambar (6), fruto de su terminada relación con el productor de documentales, la exprotagonista de Chiquitas confesó su arma de seducción ahora que regresó al estado de soltería en la nota con la revista Caras: "Tal vez sea la simpatía, la onda. Una buena sonrisa y garra no puede fallar…".

"A mí el hombre que me gusta es el que me hace reír y el que se divierte conmigo. Todavía no pisé ningún boliche (risas). Ahora se usan tantos métodos de seducción que yo no sé manejar, ¡como Tinder que ni loca!".

En cuanto a los eventuales candidatos, Jorgelina aclaró: "No voy a tirarme a la pileta si no hay agua, voy tanteando (risas)… A mí el hombre que me gusta es el que me hace reír y el que se divierte conmigo". Luego, acotó: "Todavía no pisé ningún boliche (risas). Ahora se usan tantos métodos de seducción que yo no sé manejar, ¡como Tinder que ni loca! Hay tips de la seducción en las que estoy afuera. Pero las cosas aparecen…".

Sobre el final, Aruzzi compartió su fórmula para estar divina: "En general, con mi cuerpo siempre tuve una relación de actriz que se entrega. Sin embargo, con el tiempo esa relación fue cambiando y creo que con los años me fui poniendo mejor físicamente, porque entrené y acepté mi belleza particular, que no es la misma que la de otra mujer. También uno se va conociendo más y va viendo cómo seduce. Me copé trabajando el físico. (…) Disfruto de haber llegado bien a los 40. Hace dos años comencé con el entrenamiento y siento que me cambió para bien el cuerpo. Más que cualquier otro tratamiento, a mí lo que me dio resultado es el ejercicio físico. Estar espléndida lleva un poco más de trabajo. No hay recetas mágicas, hay que entrenar. Esa es mi fuente de juventud. Después no hago ninguna dieta".

TE PUEDE INTERESAR