Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Roberto García Moritán, a dos años de comenzar su relación con Pampita: "Hacía mucho tiempo que no tenía un hogar"

El empresario habló de su matrimonio y del embarazo de la modelo, con quien será padre de una niña.

Roberto García Moritán, a dos años de comenzar su relación con Pampita
Roberto García Moritán, a dos años de comenzar su relación con Pampita

A dos años de apostar a su amor con Pampita, Roberto García Moritán disfruta con gran felicidad del embarazo de la modelo y conductora, con quien espera una niña.

El empresario y economista ya es papá de Santino y Delfina, fruto de su matrimonio pasado con Milagro Brito. Y Pampita es mamá de Blanca, Bautista, Beltrán y Benicio, frutos de su década de amor con Benjamín Vicuña.

Conforme a su presente personal, Roberto habló en el programa radial Agarrate Catalina, por La Once Diez, e hizo una profunda declaración.

"A mí me había quedado pendiente la vida en familia como siempre la había soñado. Con Milagros (Brito), que hoy tengo una relación espectacular y somos muy amigos, nos separamos muy jóvenes y nuestros hijos eran muy chicos. Delfina tenía un año cuando me separé. Yo esperé mucho tiempo para llegar a Pampita, porque lo quería hacer en serio. La vocación es entregarme a esta familia. Yo tenía ganas de enamorarme y de formar una familia. Hacía mucho tiempo que no tenía un hogar y lo encontré", sostuvo García Moritán, agradecido a la vida por la familia ensamblada que pudo formar con Carolina.

"A MÍ ME HABÍA QUEDADO PENDIENTE LA VIDA EN FAMILIA COMO SIEMPRE LA HABÍA SOÑADO. CON MILAGROS NOS SEPARAMOS MUY JÓVENES Y NUESTROS HIJOS ERAN MUY CHICOS... HACíA MUCHO TIEMPO QUE NO TENÍA UN HOGAR".

Sobre la llegada de su tercera hija, Roberto expresó: "Hay una decisión de vida que tomamos los dos, que es vivir el momento al máximo, disfrutar de las cosas que valen la pena disfrutar. Este (el embarazo) es un sueño que lo empezamos a buscar tempranito. Nosotros siempre supimos lo que queríamos. La beba llega en un momento de la relación en la que encontramos la madurez. Nos agarra como una familia muy consolidada".