La respuesta de Matías Alé sobre la polémica confesión íntima de Sabrina Ravelli: "Está muy bien que vaya a terapia, pero no sé de qué está hablando. Eso forma parte de la intimidad"

El actor habló por primera vez en AM, se disculpó con su ex y dijo lo suyo ante la incómoda pregunta acerca de las escandalosas declaraciones en Intrusos.

Matías Alé le respondió a Sabrina Ravelli en AM: "Está bien que vaya a terapia, pero no sé de qué está hablando. Eso forma parte de la intimidad"

Matías Alé (37) volvió a estar en el centro de la polémica por estos días y nuevamente es la relación con una de sus exnovias la que lo pone en esta incómoda situación.

El actor, que actualmente está en pareja con María del Mar Cuello Molar (23), vive un escándalo mediático con Sabrina Ravelli (29), su última novia.

"Ahora estoy en un estado de un amor muy profundo que nunca sentí. Sé que me han escuchado decirlo muchas veces pero esta vez lo digo de corazón. Les pido que no me condenen".

Alé reconoció que conoció y se enamoró de María del Mar mientras estaba en pareja con Ravelli, y ahí la morocha vedette estalló.

El jueves, en Intrusos, Sabrina prendió el ventilador y luego de advertir que ya no lo iba a "cuidar", se refirió a un escandaloso detalle sobre su vida íntima que habría desencadenado la crisis entre ellos: "Lo que Matías pretendía que hagamos en la intimidad es algo a lo que yo nunca accedí, me traumó y tuve que ir al psicólogo"

Sobre este tema, Matías mantuvo un enigmático silencio hasta la mañana de este viernes, cuando alzó la voz en comunicación con AM: "Aprovecho que está Sabrina viendo (N. de la R.: minutos antes Ravelli le había mandado un mensaje a Pía Shaw, panelista del ciclo). Me equivoqué en contar que conocí a María cuando estaba con Sabrina, me equivoqué en cómo se lo dije y se sintió humillada, tiene razón. Aprovecho que está mirando y tanto yo como mi mujer le pedimos disculpas. La realidad es que la relación con Sabrina ya no estaba bien y el casamiento no se suspendió porque yo conocí a María".

"Lo único que me duele de ver a Sabrina hablar es que me había jurado que no iba a sentarse en un programa a hablar de mí. Pareciera que siempre tengo que defenderme de mujeres a las que no les puse un revolver para estar conmigo".

Introspectivo, Matías siguió: "Estamos llevando como podemos esta relación, sé que todo lo que he hecho no me ayuda en esta nueva relación. Uno no puede cambiar de un día para el otro, pero tengo ganas y estamos muy bien, muy juntos y muy felices. Lo único que me duele de ver a Sabrina hablar es que me había jurado que no iba a sentarse en un programa a hablar de mí. Pareciera que siempre tengo que defenderme de mujeres a las que no les puse un revolver para estar conmigo. Volviendo al tema, si Sabrina está mirando le pedimos disculpas los dos. Tal vez no funcionamos como pareja, me habré equivocado en un montón de cosas. Ahora estoy en un estado de un amor muy profundo que nunca sentí. Sé que me han escuchado decirlo muchas veces, pero esta vez lo digo de corazón".

Tras la pacífica locución, "la pregunta incómoda" llegó de boca de Vero Lozano: "¿Y eso que dijo Sabrina que tuvo que ir al psicólogo por algo que pasaba en la intimidad, que la traumó...?". Matías, sin profundizar, se desentendió del tema: "Tiene razón en lo que dijo de la terapia, está muy bien que vaya pero no sé de qué está hablando. Eso forma parte de la intimidad".

Entonces, finalizó con una suerte de pedido público: "Quiero que me den tiempo, no me condenen, estoy en un proceso de cambio. Me voy a casar el 4 de diciembre con María, quiero ser padre".