Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Picante respuesta de Granata luego de que su pareja se quejara de su look de cuarentena: "Entre la bata y Leo, elijo la bata"

La diputada nacional no pasó por alto las declaraciones del padre de su hijo, Roque, y le contestó en La jaula de la moda.

Picante análisis de Amalia Granata luego de que Leo Squarzon se quejara de su bata (Fotos: Captura y Web)
Picante análisis de Amalia Granata luego de que Leo Squarzon se quejara de su bata (Fotos: Captura y Web)

Lejos de ser un video más mostrando la intimidad de su casa en plena cuarentena, la publicación de Leo Squarzon quejándose del outfit preferido de Amalia Granata para pasar el aislamiento preventivo, social y obligatorio generó todo tipo de repercusiones.

“¿Te podés sacar esa bata que es fea? Dale, desde que te conocí que estás con esa bata. Vos tenés que estar más sexy, bolu…”, le recriminó el empresario a la mamá de su hijo, Roque, según se pudo ver en el video que ambos compartieron en las redes.

“Entre la bata y Leo, elijo la bata por supuesto. No es que la tengo puesta todo el día. Yo me baño todos los días a las 8 de la noche generalmente, me pongo el pijama, la bata y bajo a servirme una copa de vino".

 

Sin embargo, tras escucharlo, Granata redobló la apuesta: “Soy una persona que le gusta estar en su casa, relajada, con la bata que le regaló su madre. Y no me la voy a sacar, así que si no te gusta te podés tapar los ojos o te acompaño hasta la puerta porque nunca tenés llaves”.

Ahora, en una nota para La jaula de la moda (lunes a viernes a las 19 por Ciudad Magazine), Amalia volvió a disparar una fuerte frase dedicada a su pareja: “Entre la bata y Leo, elijo la bata, por supuesto”.

“No es que la tengo puesta todo el día. Yo me baño todos los días a las 8 de la noche generalmente, me pongo el pijama, la bata y bajo a servirme una copa de vino”, continuó, dando detalles de su rutina cotidiana.

Por último, indagada por Mariano Caprarola sobre las veces que tiene relaciones con Squarzon, la diputada nacional cerró: “Eso viene bien, normal. Dos veces por semana, según la semana… depende. A veces, una”.