Paula Chaves íntima, tras la pérdida del embarazo: "Con Pedro nos agarramos de la mano y toleramos juntos tanto dolor"

La conductora relató en Gente cómo transitó el momento más duro de su vida, tras la interrupción de la gestación de su segundo hijo.

El 2015 le trajo momentos lindos, pero también otros muy duros. "Este fue uno de los años más tristes de mi vida: murió Luca -el perro Golden de toda su vida-, perdí a mi abuela y una amiga despidió a su hijita", contó Paula Chaves (31) en la revista Gente, para luego adentrarse al dolor personal que transitó de la mano de su marido, Pedro Alfonso (36): la interrupción de su embarazo.

Cuando cursaba la semana once de gestación, la modelo escuchó la peor noticia. Y lo relató por primera vez en primera persona: "Fue horrible. Había ido a un control con Zaira (Nara), también embarazada. Y cuando el ecografista me dijo 'se detuvo', claro que lloré por mi bebé, pero la primera reacción, casi instintiva, fue de contener a mi amiga, que estaba viviendo su primera experiencia".

"Fue horrible. Había ido a un control con Zaira, también embarazada. Y cuando el ecografista me dijo 'se detuvo', claro que lloré por mi bebé, pero la primera reacción, casi instintiva, fue de contener a mi amiga, que estaba viviendo su primera experiencia", dijo Paula.

Con el dolor a flor de piel, la conductora de Este es el Show aceptó la triste perdida y no se adjudicó culpas por lo ocurrido. "Decidí: 'Ya no voy a castigarme, quiero pensar que es lo fortuito de la naturaleza'. Basta de '¿me habré esforzado de más?, ¿debí trabajar menos?'. Creí en Dios, entendí que él tenía un plan y me propuse aprender", agregó Paula. 

Por otro lado, Paula describió cómo atravesó el momento más angustiante de su vida junto a su marido: "¡Pepe fue tan importante! Estuvimos más de tres horas encerrados en el cuarto. Yo no quería ver a nadie más que a él. Me agarró fuerte de la mano y toleramos juntos tanto dolor físico y psíquico. Fue tristísima saber que tanto esfuerzo no tendría un final feliz. Esta experiencia nos unió mucho más… En ese momento me sentía más mujer, más poderosa, más animal. Hoy creo estar lista para afrontar cualquier situación, hasta parir sin anestesia".

"¡Pepe fue tan importante! Estuvimos más de tres horas encerrados en el cuarto. Yo no quería ver a nadie más que a él. Me agarró fuerte de la mano y toleramos juntos tanto dolor físico y psíquico. Fue tristísima saber que tanto esfuerzo no tendría un final feliz".

Mirando para adelante y aprendiendo de lo sucedido, Chaves aseguró que volverán a buscar un hijo en marzo de 2016, cuando las obligaciones laborales sean menos intensas: "Este embarazo, que fue deseado, llegó antes de lo que suponíamos. Hoy nos dimos cuenta que necesitamos tomarnos un tiempo. Después de la temporada, Pepe, Oli y yo vamos a hacer un viaje, solos. Y tal vez ahí mismo comencemos a buscar otro bebé".