Los panelistas de Intrusos arremetieron contra la Negra Vernaci tras sus polémicas declaraciones sobre Matías Alé

Luego de los fuertes dichos de la locutora hacia el estado de salud del actor, Marina Calabró, Marcela Tauro y Tartu criticaron sus dichos.

Los panelistas de Intrusos arremetieron contra la Negra Vernaci

Es otra de las lenguas filosas, conocida por sus picantes declaraciones y su pensamiento (¡sin filtro!) a la hora de opinar sobre distintos personajes. Sin embargo, en esta oportunidad, Elizabeth Vernaci despertó la polémica y encendió un debate en el programa Intrusos.

Todo comenzó luego de que Matías Alé reapareciera en los medios tras permanecer casi un mes y medio internado en una clínica psiquiátrica, producto de un brote psicótico. El actor se comunicó con sus seguidores y el público a través de las redes sociales y en algunos videos que difundieron diferentes medios.

Al ver esas imágenes, la locutora opinó en Black & Toc, su ciclo radial en Radio Con Vos. Y sus dichos fueron desafortunados:  "A Alé le quedó cara de bobo, alguien lo tiene que decir. ¿No lo va a decir nadie o lo voy a decir yo sola? Yo me empastillo y no quedo así. Tiene la cara de Dumbo cuando se emborracha y comienza a ver elefantes rosas. Sé que estoy hablando de alguien que está medicado y que no está bien, pero alguien lo tiene que decir, chicos, porque no es la misma cara. En los diarios le ponen 'todavía bajo los efectos de las drogas' o 'no pudo hablar bien'. Decí 'está con cara de momia'".

Marina Calabró: "Matías está atravesando un proceso, tuvo un brote, estuvo internado 41 días. Yo no comparto esto que dice Elizabeth de 'alguien lo tiene que decir'. Hay cosas que aunque las pienses y las veas, no hay que decir. En el caso de que lo sea, no te ampara de la crueldad".

Ante esto, los panelistas del ciclo de América escucharon el audio y expresaron su malestar. Marina Calabró opinó: "Matías está atravesando un proceso, tuvo un brote, estuvo internado 41 días. Yo no comparto esto que dice Elizabeth de 'alguien lo tiene que decir'. Hay cosas que aunque las pienses y las veas, no hay que decir. En el caso de que lo sea, no te ampara de la crueldad. Y hay un otro que lo recibe, hay una sensibilidad que se ve afectada, y me parece que no suma ese comentario. ¿Por qué hay que decirlo?".

Marcela Tauro: "Lo que pasa es que la Vernaci es así y fue así toda la vida. No aprendió nada, tampoco. A la edad que tiene, ya me parece que un poco compasiva tenés que ser. Si nosotros vemos la foto de ella y decimos lo que nos parece, no le va a gustar".

Luego llegó el descargo de Marcela Tauro: "Lo que pasa es que la Vernaci es así y fue así toda la vida. No aprendió nada, tampoco. A la edad que tiene, ya me parece que un poco compasiva tenés que ser, porque no creo que a ella le guste, si le pasa con un familiar de ella, que digan eso. O a ella misma. No creo que, si ella está pasando un mal momento, escuché en la radio a otro que diga ‘ay, mirá la cara de la Vernaci’”, dijo.

"Estuvo a punto de decirle mogólico. Me parece una mujer grande ya. Es un falta de presto, Ella es una comunicadora y no está bueno lo que está diciendo. Antes cuando era joven, porque era joven y había que entender su humor. Sí, tenemos humor. Pero si nosotros vemos la foto de ella y decimos lo que nos parece, no le va a gustar. A ver qué siente. Yo no soy amiga íntima de Alé ni nada, pero está saliendo de un tema... un poco de compasión", agregó.

Augusto Tartúfoli: "Vernaci tiene una doble moral. Si es alguien de su club, no se puede decir eso. Está presa de ese lugar de francotiradora cool”.

Por último, Augusto Tartúfoli cerró: "Vernaci tiene una doble moral. Si es alguien de su club, no se puede decir eso. Particularmente, conmigo tuvo problemas, me dijo de todo, amenazó con hacerme juicios porque, por ejemplo, fui crítico o tuve algún pensamiento acerca de Fernando Peña. Entonces, como es del club de Vernaci es incriticable, es un póster y no se puede tocar. Pero como ella no está en el club de Matías Alé, a él sí se le puede decir cara de momia. Está presa de ese lugar de francotiradora cool”.

La polémica, más encendida que nunca.