Ciudad Magazine

Notas Top

Norman Briski y Eliana Wassermann, a cuatro años del nacimiento de sus gemelas: "Abortar fue una opción"

La pareja contó que el embarazo los tomó por sorpresa y que no deseaban ser padres, aunque hoy lo transitan con alegría.

La confesión de Norman Briski y Eliana Wassermann, a cuatro años del nacimiento de sus gemelas: Abortar fue una opción
La confesión de Norman Briski y Eliana Wassermann, a cuatro años del nacimiento de sus gemelas: Abortar fue una opción

A cuatro años de convertirse en los padres de las gemelas, Sibelina y Galatea, Norman Briski (81) y Eliana Wassermann (41) revelaron cómo tomaron la noticia del embarazo y contaron con absoluta franqueza que pensaron en interrumpir la gestación, dado que en sus planes no estaba agrandar la familiar. El actor ya era padre de Gastón (52), Olinda (29) y Catalina (27).

"La maternidad no era un deseo en mi vida. Quizás estaba latiendo en el inconsciente, pero no lo tenía como proyecto. Cuando formamos nuestra pareja, en los primeros días, Norman me dijo que no quería tener hijos y fue súper entendible. Yo tampoco lo tenía como un plan para mi vida", señaló Eliana en la revista Pronto.

"Quizás suene políticamente incorrecto, pero es la realidad: nos deprimimos y en mi caso también pensé en la opción de abortar", dijo ella.

A su lado, Briski amplió: "Las parejas tienen decisiones que son de a dos y también otras que son individuales. En su propio devenir existencial, ella decidió proseguir con el embarazo mientras que yo entregué la decisión de no tenerlas. 'Es tuya la decisión, no es mía', le dije porque yo ya había dicho que no quería volver a tener hijos. Pero por mi formación, tampoco se me hubiera ocurrido decirle: 'No, vas a tener que pararlo acá'".

Con la idea de practicarse un aborto rondando en su cabeza, Eliana agregó: "Cuando me enteré del embarazo nos deprimimos. Quizás suene políticamente incorrecto, o tal vez serían cuestiones que no deberían decirse, pero es la realidad: nos deprimimos y en mi caso también pensé en la opción de abortar".

Sin embargo, luego la actriz recordó el momento en que sintió felicidad por estar en la dulce espera: “Me hice una ecografía para saber que el bebé estuviera bien, un estudio que se hace entre las semanas 12 y 14, y Norman me acompañó. Ahí nos enteramos que eran dos bebés y no uno. Fue un shock. Jamás pensé que iba a tener gemelas. Pero a partir de ahí cambió todo lo que habíamos vivido antes y empezó la alegría".