Nicolás Cabré y su entrañable relación con Mariano Martínez: "Menos mal que nos tuvimos cerca el uno al otro"

El actor habló con Ciudad sobre su vínculo con su colega, con quienes compartieron Son Amores con gran complicidad.

Nico Cabré y su entrañable relación con Mariano Martínez: "Menos mal que nos tuvimos cerca el uno al otro"

Los hermanos Marquesi marcaron un antes y un después en las carreras de Nicolás Cabré (38) y Mariano Martínez (39). Los actores fueron protagonistas del éxito de Son Amores y juntos crearon dos personajes inolvidables.

Entre ellos, además, surgió una química que traspasaba la pantalla. Hace algunas semanas, Cabré le dejó (en Debo decir, el programa de Luis Novaresio) un emotivo mensaje a Martínez en el que relataba su vínculo: "Marian, querido, sabés que no soy de hacer estas cosas, pero sabiendo que es para vos, quería aprovechar y saludarte. Sabés que te respeto y que te quiero. Fueron muchos años, muchas anécdotas, estamos más grandes. No siempre se da tener esta conexión de poder trabajar casi de memoria, de saber hasta dónde sí y hasta dónde no. Y con vos siempre se dio y fue muy divertido".

Emocionado, Mariano aseguró: "Me emociona, le quiero agradecer, no me lo esperaba porque sé que no hace esas cosas. Hace mucho que no nos vemos, realmente pasamos cosas muy importantes, crecimos juntos, nos pasaron cosas muy fuertes en esta profesión y como dice él nos entendemos de memoria. Le agradezco, lo quiero, lo admiro. Es un amigo de alma".

En diálogo con Ciudad, Cabré se refirió al cálido mensaje.

-¿Por qué accediste a grabarle esas palabras y cómo te sentiste vos con su reacción?

-No vi el programa después, pero sí hablé con él. Estamos más grandes y nos emocionamos por todo, estamos más sensibles, es eso, ja, ja.

-¿Les gustaría volver a trabajar juntos?

-Siempre. Yo tengo grandes recuerdos y el año pasado nos reencontramos, fuimos a comer y tenemos la mejor, siempre. Tuvimos nuestras cosas, pero es una gran persona y estas cosas de trabajar y entenderte con una mirada, de saber qué iba a hacer el otro es fundamental.

-¿Te pasó trabajando con alguien más algo así?

-Con el tiempo por ahí te termina pasando, pero con Mariano fue casi innato, desde "el día uno" nos pasó. Hicimos muchas cosas, crecimos juntos, aprendimos muchas cosas buenas y malas. De repente uno se encuentra en situaciones en las que el otro es muy importante y a veces con el tiempo te das cuenta de eso. Vivimos momentos fuertes, lindos, feos y a lo mejor con el tiempo nos dimos cuenta de que menos mal que nos tuvimos cerca el uno al otro, aunque hayamos cometido errores. Fuimos muy sanos y eso es una tranquilidad y una alegría. Saber que, en su momento a nuestra manera y como podíamos, nos cuidamos porque a veces no todo es tan fácil en el mundo en el que nos manejamos. Cuando hacés revisionismo del pasado, te dan ganas de hacer estas cosas como dejarle un mensaje, aunque generalmente no lo haga. Entendí que a lo mejor era el momento y no me costaba nada. Igual, era algo que ya habíamos hablado cuando nos juntamos a comer.

-¿Quién levantó el teléfono en ese caso?

-Él había ido a verme al teatro, a El Quilombero o Sugar, no me acuerdo. Igual ya estaba todo bien entre nosotros. Nuestro problema había sido hace un montón de tiempo y sólo duró dos meses. Porque ahora se dice "la pelea", pero fue algo del momento, de pibes que se veían todos los días.