Nelson Castro contó una fuerte vivencia sobre el aborto de cuando ejercía como médico: "No lo puedo olvidar"

El periodista recordó un episodio que le tocó vivir con una pareja que le pidió ayuda para abortar y tuvo un trágico desenlace.

Nelson Castro y un duro relato sobre el aborto

En medio de una gran expectativa por el debate que tendrá lugar el 8 de agosto en el Senado por el proyecto de aborto legal, seguro y gratuito; Nelson Castro compartió en TN una historia conmovedora que le tocó vivir hace 38 años.

El conductor de Bella Tarde, que también es médico, comenzó: “Es un debate absolutamente necesario. Hay distintas posiciones y yo estoy en contra del aborto, pero estoy en contra de la ley de penalización. Lo que no va más es esto que vivimos de la clandestinidad porque eso ocurre y yo lo he vivido como médico”.

"Me había recibido de médico y vino a verme un matrimonio joven que había tenido cuatro chicos y que se habían cuidado pero quedó embarazada la señora una vez y buscaban abortar".

"Voy a contar una anécdota porque esto grafica lo que pasó en mi vida médica ya que esto solo lo podés vivir así cuando te pasó y por eso hay que entender la postura de las mujeres que dicen 'la clandestinidad es tremenda”, agregó.

A continuación, recordó: “Me había recibido de médico y vino a verme un matrimonio joven que había tenido cuatro chicos y que se habían cuidado pero quedó embarazada la señora una vez y buscaban abortar. Querían saber si conocía a alguien que lo hiciera. Yo no conocía absolutamente a nadie y además les dije ‘estoy en contra del aborto... lo de siempre’. Se fueron, nadie les dio contención. Les dije también: 'vayan a ver a su ginecólogo...’”.

"A los ocho meses vino el marido. Me dijo 'decidimos abortar y no encontramos un lugar seguro donde hacerlo y lo hicimos en un lugar que creíamos seguro y no lo fue. Murió mi mujer y el nene'"

A los ocho meses vino el marido. Me dijo ‘hola, doctor, soy fulano, ¿se acuerda de mí? Decidimos abortar y no encontramos un lugar seguro donde hacerlo y lo hicimos en un lugar que creíamos seguro y no lo fue. Murió mi mujer y el nene'. Entonces, me dijo 'usted quiso salvar una vida, y por supuesto no estaba en sus manos solucionar nada ni conocía a nadie, pero se perdieron dos vidas y mis hijos no tienen madre'”.

“Les confieso que eso pasó hace 38 años y no me puedo olvidar. La realidad demuestra que estos manejos dogmáticos no sirven para nada. No se puede dejar que la persona vaya a hacerlo a un lugar donde va a morir, porque es un derecho humano. Después de esto que me pasó a mí no me siento en capacidad de juzgar a nadie que tome la decisión de abortar. No solamente que la madre fallece sino que hay que ver cómo fallece. Hay que ver el sufrimiento que es un aborto séptico. Eso lo vi. Y eso no se puede permitir más”, concluyó Nelson su duro relato.