Natalie Weber y su acuerdo con Mauro Zárate: "Nos revisamos los celulares; no puedo creer cómo se le regalan las mujeres"

La modelo contó que no hay secretos con el futbolista y reveló algunos de los mensajes que le llegan a su marido.

El acuerdo de pareja de Natalie Weber con Mauro Zárate
El acuerdo de pareja de Natalie Weber con Mauro Zárate

El presente futbolístico de Mauro Zárate (31) en Vélez hizo que se reinstale en la Argentina con su mujer, Natalie Weber (31), y sus dos hijos, Mía (6) y Rocco (2). Esa situación llevó a que los afectos y los encuentros con amigos estén más cercanos en sus vidas.  

Superada una breve crisis matrimonial, la modelo contó cómo cambió la vida de su marido, ahora que está en su país natal, en relación a las salidas nocturnas. Y reveló un particular acuerdo que tiene con su pareja. "Mauro no sale nunca, es muy amiguero, le encanta hacer asados en casa o salimos a cenar siempre juntos. Creo que también se cuida, porque si quiere, le llueven minas, pero no se expone y a mí me deja tranquila que se maneje así. Además, yo tengo sus contraseñas y él tiene las mías y me ha pasado más de una vez de salir de bañarme y encontrarlo revisando todo", contó Natalie en la revista Pronto

"Nos revisamos los celulares porque no tengo nada que ocultar y él tampoco. Por ejemplo, recién fue a buscar al nene al jardín y me dejó su teléfono. Tener las claves me da más confianza".

 A tono con la declaración, la periodista ahondó: "¿Se revisan los celulares? ¿Creés que eso está bien?". Y Weber amplió su respuesta: "¡Sí, nos revisamos los celulares! Porque no tengo nada que ocultar y él tampoco. Por ejemplo, recién fue a buscar al nene al jardín y me dejó su teléfono... El hecho de tener las claves me da más confianza". 

Sin secretos con Zárate, la morocha agregó: "Un par de veces me mostró mensajes que le llegan a Instagram. No puedo creer cómo se le regalan las mujeres, chicas jovencitas que le escriben cada cosa. A veces me río y a veces me da bronca. Mauro no me deja escracharlas para no armar quilombo".