Nancy Pazos, durísima con sus excompañeras de panel en LAM: "Era un grupo de ignorantes"

La conductora reflexionó sobre su paso por el programa de Ángel de Brito y el análisis que hizo de sus colegas fue lapidario. 

Nancy Pazos, durísima con sus excompañeras de panel en LAM
Nancy Pazos, durísima con sus excompañeras de panel en LAM

A fines de noviembre de 2017, y de un modo sorpresivo, Ángel de Brito anunció que Nancy Pazos no sería más parte del panel de Los Ángeles de la Mañana. “Nancy no renunció, pero no va a seguir el año que viene. Tiene contrato hasta fin de año... No fue una decisión de ella. Va a haber un cambio de panel, no es sólo Nancy (la que se va). Se va a renovar el panel... Es una decisión de la producción y del canal, y yo la comparto”, dijo el conductor, dando cuenta de los cambios. 

Y fue así. El programa inició una nueva temporada sin Pazos, sin Analía Franchín y sin Carmela Bárbaro.  

Lejos de la televisión, Nancy habló de su paso por el ciclo de De Brito y fue muy dura con sus excompañeras de panel, puntualmente con Yanina Latorre, con quien mantuvo una tensa relación laboral, luego de sus enfrentamientos personales. 

"En el panel había un nivel de ceguera, de machismo... Era un grupo de ignorantes, nunca se habían detenido a pensar qué significaba esta otra mirada, la feminista".

"Yo utilicé el espacio del panelismo para volver a los medios. Cuando a mí me llaman para ir a Los Ángeles de la Mañana, el productor me llama con mucho pudor, porque yo siempre fui conductora de tele, pero en ese momento me divirtió, porque era un panel femenino y los temas de género recién empezaban a incursionar en la tela. La lucha cotidiana que tuvimos con Carmela Bárbaro con ese panel, para tratar de sacarle la venda de los ojos fue ardua. Era un panel machista”, argumentó Pazos en Por si las moscas, el programa radial de La Onde Diez. 

Y ahondó punzante: “Lo voy a decir de la manera que me sale, que es soberbia, lo que sucedía es que había un nivel de ceguera, de machismo, producto de ser emergentes de esta sociedad machista.  Era un grupo de ignorantes, nunca se habían detenido a pensar qué significaba esta otra mirada, la feminista. Antes para ellas ser feminista era odiar a los tipos... Estar ahí para mí fue todo un ejercicio educativo. La idea fue aprender entre todas, de una manera más amorosa”.  

De lengua picante, la conductora ejemplificó sus pensamientos con la figura de Yanina Latorre, a quien aprovechó para darle un palito: “Mi pica con Yanina fue porque un día yo me cansé de ella, en esta discusión sobre el machismo y feminismo, y le dije que ella no me entendía porque ella tomó la decisión de ser botinera. Ella se aferró a su lugar, en el reino machista, porque siente que tiene una posición cómoda. Y algunas, en esa postura, tienen la sensación de ser vivas”, comentó Nancy, imaginándose que sus palabras encontrarán respuesta.