Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Mónica Farro reveló cuál es la rutina sexual ideal con su esposo: "Cuando estás muy bien, tres veces por día, mínimo"

La vedette se confesó en La jaula de la moda y dio detalles de sus gustos a la hora de la intimidad con Leandro Herrera.

Mónica Farro, íntima sobre la rutina sexual con su pareja: "Cuando estás muy bien, lo ideal es hacerlo 3 veces al día, mínimo"

Ya son muchos los famosos que pasaron por La jaula de la moda para mostrar sus vestidores, sus diseños preferidos a la hora y contar cómo vienen atravesando la cuarentena. Sin embargo, en el caso de Mónica Farro, la vedette también dio detalles de su intimidad de pareja con Leandro Herrera, su esposo.

Indagada por sus días en pleno aislamiento preventivo, social y obligatorio, Mónica se sinceró en el programa que se transmite de lunes a viernes a las 19 por Ciudad Magazine: “Al principio, lo viví con todo el power después de haber llegado de Mar del Plata. Hacía tres meses que no estaba acá y quería estar en mi casa, dije ‘qué emoción’”, comenzó diciendo.

“Cuando estás muy bien con tu pareja, está bueno tener relaciones sexuales tres veces por día, mínimo. Está bueno jugar todo el tiempo".

Aunque el sentimiento no le duró mucho: “A los 15 días ya quería salir, pensaba ‘¿qué hago acá adentro encerrada? Estaba sin el gimnasio, sin el solarium, sin la estética… ¡no! En un comienzo, era todo sexo, amor, pasión. Después, ya era ‘salí de acá, andate al otro cuarto’”.

“Ahora la pasión volvió, pero hubo unos días que le decía ‘dejame tranquila, no te quiero ver más’”, continuó, dejando en claro que no todos los días fueron color de rosa en su relación.

Por último, indagada por Mariano Caprarola sobre su rutina sexual ideal, Farro sorprendió a todo el panel con su respuesta: “Cuando estás muy bien, está bueno tres veces por día, mínimo. Está bueno jugar todo el tiempo y que el acto sexual empiece y termine. Pero muchas veces puede empezar y terminar, pero después puede llegar a un límite en la cocina, al límite en el sillón y después que termine”.

¡Mujer apasionada!