Mónica Farro decidió ligarse las trompas: "Fue por mi salud, para evitar una trombosis"

La uruguaya habló a corazón abierto con Ciudad sobre la fuerte decisión de vida que tomó junto a Leandro Herrera, su pareja.

Mónica Farro contó los motivos por el cual se ligó las trompas para no quedar embarazada. (Foto: Instagram)
Mónica Farro contó los motivos por el cual se ligó las trompas para no quedar embarazada. (Foto: Instagram)

La elección de los métodos anticonceptivos fue uno de los temas que afloraron como consecuencia de la campaña nacional por el aborto legal, seguro y gratuito. En este contexto, Mónica Farro (42) tomó la drástica decisión de someterse a una ligadura de trompas de falopio para poder tener relaciones sexuales sin riesgos de embarazo con Leandro Herrera (30), su pareja desde nueve meses, y en una charla íntima con Ciudad la uruguaya reveló los motivos que pesaron a la hora de ingresar al quirófano.

-¿Qué te llevó a realizarte esa operación?

-Cuando fui a ver al ginecólogo porque no me venía el período en el mes, le dije que quería tomarme un descanso después de tomar pastillas anticonceptivas durante 20 años. Me preguntó si fumaba y le dije que sí. Ahí me dijo que, a mi edad, la combinación de las hormonas de las pastillas con el cigarrillo podían causarme una trombosis. Yo ya tenía miedo de que a mi papá o a mi hermano le dieran aneurismas cerebrales, por las arterias tapadas en el cerebro, y yo también me asusté con eso que nunca me habían dicho antes.

"El ginecólogo me dijo que, a mi edad, la combinación de las hormonas de las pastillas anticonceptivas con el cigarrillo podían causarme una trombosis".

-¿Evaluaron otras formas de cuidarse?

-El otro método anticonceptivo era ponerme un DIU, cosa que no puedo porque mi cuerpo lo rechaza. Si no, usar preservativos de por vida, pero creo que cuando uno tiene una pareja estable y se está bien no sé si está bueno. Yo prefería no usarlos porque no me pareció sano para mi pareja. La ligadura de tompas era la única opción que me quedaba por salud, pensando en evitar una trombosis en mi cuerpo por tomar pastillas. Y como tampoco iba a poder dejar de fumar ya, lo más inmediato era hacer la ligadura. En la actualidad ya no se atan como antes, sino que se que cortan las trompas y el proceso es irreversible.

-¿Cómo fue el proceso de la toma de decisión junto a Leandro?

-Después de una charla, pensarlo y pasar una situación dura, con mi pareja decidimos que era lo mejor. Pero no fue de urgencia ni estuve internada como dijeron. Lo hice la semana pasada y hoy me sacaron los puntos. Está todo bien. Lo único es que internamente es pensar como mujer si se hizo bien o mal, porque es un paso complicado para dar. Pero el médico me dejó tranquila de que era lo mejor que podía hacer por mi salud.

-¿Pusieron en la balanza sus ilusiones de ser padres?

-Obvio. Cuando nos juntamos con Leandro queríamos ser papás, pero yo tengo un hijo de 23 y él tiene un hijo de 5 años. Lo charlamos y ahora no queremos tener un hijo. En un futuro, no sabemos. Pero yo tengo 42 años y tampoco me arriesgaría a quedar embarazada a los 48, por ejemplo, porque los óvulos ya no son lo mismos. Tampoco pensamos en congelar óvulos para el futuro. Es algo que había que hacerlo ahora, para no esperar a un eventual problema de salud. De todas formas, nos queda la alternativa de ser padres por el método de la fertilización in vitro. A diez días de la operación, ya descarté totalmente la idea de tener otro hijo. Leandro, con 30 años tiene la posibilidad de ser padre cuando quiera, pero no lo será conmigo, porque uno nunca sabe si va a pasar toda la vida con la misma persona…

"Charlamos con Leandro y ahora, no queremos tener un hijo. En un futuro, no sabemos. Pero yo tengo 42 años y tampoco me arriesgaría a quedar embarazada a los 48, por ejemplo, porque los óvulos ya no son lo mismos".

-¿Cuándo vas a poder volver a tu rutina diaria?

-Hoy, ya sin los puntos, ya puedo volver al gimnasio y hacer vida normal. El postoperatorio era de una seis días, y ya me empecé a mover hace unos días con mucho cuidado, porque es algo interno y puede provocar un sangrado por el esfuerzo. Además, es doloroso. Al menos a mí me dolió muchísimo.

- Hablando de vida normal… ¿Ya rompieron la abstinencia?

-El médico me dijo que “la cuarentena” dependía de cómo me sintiera yo y de cuánto me doliera, pero que después del tercer día ya podía tener relaciones… Ja, ja. ¡¡Y ya me sentí comodísima!! Me dolió un poco porque internamente está todo muy inflamado.

"El médico me dijo que “la cuarentena” dependía de cómo me sintiera , pero que después del tercer día ya podía tener relaciones… Ja, ja. ¡¡Y ya me sentí comodísima!! Me dolió un poco porque internamente está todo muy inflamado".

-¿Cómo quedaron los planes de casamiento?

-Pensábamos hacerlo en octubre, pero hay otras cosas en las cuales pensar. Esto nos bajoneó un poquito también. Sabemos que no hay apuro, ni una fecha en especial y que lo podemos hacer en cualquier momento. La verdad es que preferimos dejar pasar este año y dejar que la relación se siga consolidando y casarnos cuando los dos estemos bien seguros. Veremos qué pasa después del año de relación.