Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

A Milagros Brito, ex de Roberto García Moritán, le hicieron mal un tatuaje y explicó por qué no lo corrigió nunca

Lejos de angustiarse por el error ortográfico de la frase que lleva tatuada, lo convirtió en un aprendizaje positivo.

Milagros aprendió a convivir con el error.
Milagros aprendió a convivir con el error.

Arrepentirse de un tatuaje puede sacarnos de quicio, pero mucho más darnos cuenta de que la frase que nos tatuamos tiene ¡un error ortográfico! Esto le pasó a Milagros Brito, la expareja de Roberto García Moritán, el esposo de Pampita.

¿Qué pasó? La mujer se tatuó la frase "Enjoying life" (disfrutando de la vida) pero se olvidaron de la "y". Lejos de angustiarse por el fallido, convirtió el error de ortografía en un aprendizaje positivo.

"Mientras chateaba con otra amiga que vive en Miami, le mandé una foto para mostrarle cómo me quedó y ¡chan! me doy cuenta de que estaba mal escrito".

Junto a una foto mostrando el tattoo, contó la anécdota vía Instagram. "No es para nada wow la anécdota, pero sí la enseñanza que me dejó. Hace un par de años, fui con una amiga a tatuarme. Probamos el lugar, tamaño, letras, todo y quedó súper. Fue rápido y me fui chocha con mi supuesto 'Enjoying life'", empezó contando.

"Pero resulta que a la noche, mientras chateaba con otra amiga que vive en Miami, le mandé una foto para mostrarle cómo me había quedado y ¡chan! me doy cuenta de que estaba mal escrito. Me agarraron palpitaciones, me transpiré toda y, desesperada, le mandé a la amiga que me había acompañado (que es amiga del dueño) un mensaje. Al toque, me llamó y me dijo que me quedara tranquila, que fuera al otro día que me lo arreglaban", siguió.

"Me agarraron palpitaciones, me transpiré toda".

Al saber que tenía solución, se quedó tranquila pero nunca fue a que se lo modificaran. ¿Por qué? "No sé bien, pero creo que entendí que era un desafío conmigo misma convivir con algo que no estaba bien y aceptarlo. Siempre fui muy rígida, pero este tatuaje, esta marca en mi cuerpo que es para siempre, me ayuda a recordar una y otra vez que a esta vida vinimos a aprender y que no todo tiene que ser perfecto. A mí me sirvió", cerró.

¡Buena reflexión!