Miguel Ángel Rodríguez se separó de su mujer tras 30 años de matrimonio

El actor confirmó el distanciamiento de Maribel Altavista: “La relación entró en una zona de desgaste”, aseguró a Clarín

Miguel Ángel Rodríguez y Maribel Altavista, separados después de 30 años (Fotos: Web).
Miguel Ángel Rodríguez y Maribel Altavista, separados después de 30 años (Fotos: Web).

Miguel Ángel Rodríguez y Maribel Altavista conformaban uno de los matrimonios más sólidos del ambiente artístico, respaldado por 30 años de amor y dos hijos, Imanol (20) y Felipe (17). Por eso, sorprende y mucho la noticia de su separación.

Miguel Ángel fue quien confirmó la ruptura con la hija del recordado Juan Carlos Altavista en diálogo con el diario Clarín: “Sí, estamos separados desde hace unos días. Fue una decisión de común acuerdo, tomada con mucho afecto, porque somos dos adultos que nos queremos hace mil años. La relación entró en una zona de desgaste, lo conversamos varias veces, la peleamos para ver si le encontrábamos la vuelta, por supuesto… Pero llegó un momento en el que sentimos que había que ponerle el pecho a la situación y acordamos separarnos. Así de simple, así de doloroso”.

Miguel confirmó la ruptura: "La relación entró en una zona de desgaste, lo conversamos varias veces, la peleamos para ver si le encontrábamos la vuelta, por supuesto… Pero llegó un momento en el que sentimos que había que ponerle el pecho a la situación y acordamos separarnos. Así de simple, así de doloroso".

Tras tomar la difícil decisión, Maribel viajó junto a sus hijos para compartir unos días en Estados Unidos mientras el actor realiza la gira teatral con la obra Toc Toc: “Tenemos dos hijos maravillosos y fue también por respeto a ellos que sentimos que había que ser determinantes y claros, para no aportar confusión ni mal clima. Nosotros somos familia y como familia debemos cuidarnos entre todos. Y los chicos son nuestra prioridad”, confió el actor en la nota con Clarín.

Además, aseguró que no van a faltar las cenas de a cuatro en familia, priorizando el vínculo por sus hijos: “Eso no nos lo va a quitar nadie. Hay mucha historia atrás. Y en momentos como éste, como es el de la separación de cualquiera, hay que saber cuidar el afecto que cada uno supo construir. Como lo hicimos Maribel y yo. Y cuando el vínculo se desgasta, cuesta, pero hay que hacerse cargo”.