Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Mica Viciconte contó cuánto sexo tiene con Cubero y enmudeció a todos en Pampita Online: "¿En serio lo decís?"

La actriz sorprendió a todo el staff del programa que conduce Carolina Ardohain al hablar de su rutina sexual con su novio. 

Mica Viciconte reveló en Pampita Online que tiene sexo con Fabián Cubero todos los días

Además de los divertidos videos que comparten en las redes, Mica Viciconte dejó en claro que la llama de la pasión en su relación con Fabián Cubero está más que encendida en su día a día en plena cuarentena.

Indagada por Carolina Ardohain, quien volvió a la pantalla chica nuevamente con Pampita Online (lunes a viernes a las 18 por Net TV), sobre si sus reconciliaciones con el exfutbolista son a pura sensualidad, Mica se sinceró en vivo: “Le metemos onda y tenemos mucha química, eso está bueno. Pero no arreglamos problemas (en la cama). La verdad es que pinta, tomamos una copa de vino, brindamos y fluye”.

Fue entonces que Carolina Haldemann, una de las panelistas, fue por más en la entrevista: “Podrías dar un porcentaje de cuántas veces por semana tenés encuentros con Fabián?”. Y la respuesta de Vicicionte sorprendió a todos: “Todos los días”.

“La verdad no llevo un almanaque y digo ‘hoy a tal hora vamos a tener relaciones’, pero no es que tenemos encuentros una vez por semana, sino que es algo continuo. Tenemos (sexo) todos los días”.

“¿En serio lo decís, todos los días?”, fue uno de los comentarios de Puli Demaría, que fue seguido por todo el equipo. A lo que la entrevistada siguió con su relato: “La verdad no llevo un almanaque y digo ‘hoy a tal hora vamos a tener relaciones’, pero no es que tenemos encuentros una vez por semana, sino que es algo continuo”.

“Tenemos una camilla de masajes, tenemos una bañera, a mí me gustan las velas, los olores. Él me hace masajes a mí, por suerte a él no le gustan. Menos mal. A veces llego de trabajar y tengo la bañera llena con espumita, velas prendidas… él sabe muy bien lo que me gusta”, cerró la joven, sin escatimar en halagos para su novio.