Mauro Szeta sorprendió a su mujer y anunció su casamiento en vivo en Cortá por Lozano: "Será el 26 de octubre"

Su pareja, Clarissa Antonini hizo que el periodista cambie de opinión sobre dar el “sí” y él terminó poniendo fecha al aire. 

Mauro Szeta anunció su casamiento en vivo en Cortá por Lozano

En Cortá por Lozano hablaron sobre los casamientos más populares que tuvo la televisión y, contrario al resto de los panelistas, Mauro Szeta se mostró escéptico sobre la idea de las bodas y las ceremonias. Sin embargo, unos minutos después su pareja desde hace varios años Clarissa Antonini, que trabaja como fiscal, salió al aire para cambiarle su visión por completo… ¡e hizo que él se decida y le ponga fecha a su boda!

Mauro: "Tenemos una relación de varios años, pero una cosa: si vos me contestás para qué casarnos, organizamos ya la fiesta, pero tiene que ser una respuesta que me convenza".

“Te gustaría casarte con Mauro?”, arrancó Vero Lozano al poner al aire a la mujer del periodista de policiales. “A mí me encantaría. Si ustedes pueden aflojarlo un poquito. Mauro, pensalo. Estamos grandes, asentados, tenemos una familia hermosa, armada. ¿Qué te pasa? ¿Por qué no?”, indagó ella, con humor.

Pareja de Mauro: "Una me dijiste ‘me enseñaste que cuando uno ama no sabe por qué, ni para qué’. Por eso mismo, no tengo ningún por qué o para qué".

Mauro, sin embargo, no estaba dispuesto a dar el brazo a torcer tan fácil: “Tenemos una relación de varios años, pero una cosa: si vos me contestás para qué casarnos, organizamos ya la fiesta, pero tiene que ser una respuesta que me convenza”, lanzó, y ella fue con todo. “Una me dijiste ‘me enseñaste que cuando uno ama no sabe por qué, ni para qué’. Por eso mismo, no tengo ningún por qué o para qué”, respondió ella, logrando una ovación del piso y haciendo que al periodista se le pongan los ojos vidriosos. “Me cagó. Me contestó de una manera contundente”, alcanzó a decir el periodista, más blando.

“Yo te voy a dar una orientación. Septiembre u octubre”, continuó acorralándolo para que acepte pasar por el Registro Civil. Y terminó sucediendo: “Vamos a hacerlo fácil. ¡26 de octubre, confirmado!”, exclamó el periodista. “Me están temblando las piernas”, alcanzó a decir la mujer, mientras Vero lo hacía firmar un papel que lo comprometía (¡aún más!) a cumplir con su palabra.

¡Se viene lluvia de arroz para Mauro Szeta y su mujer!