Mauricio D'Alessandro reveló su historia de amor con Mariana Gallego: "Un día vi cómo el sol le daba en los ojos en mi despacho y le dije 'hay veces que reina la confusión'"

El abogado y su colega fueron a Los 8 escalones y, en medio de las preguntas, relataron cómo se conocieron ¡con lujo de detalles!

Mauricio D'Alessandro y su historia de amor con Mariana Gallego en Los 8 escalones

A pesar de ser un abogado súper mediático, Mauricio D'Alessandro (56) mantiene un perfil bajísimo en lo que a su vida personal se refiere. Sin embargo, el domingo participó de Los 8 escalones con Mariana Gallego (35), su novia desde hace unos meses, y un grupo de colegas.

"Mariana me parecía una chica hermosa pero muy joven (es 21 años menor). No la contemplaba como una posibilidad amorosa. Pero un día la vi de frente en mi despacho, en el que se ve la Corte Suprema y el sol se pone por ahí, con sus ojos claros. La miré y vi que el sol le daba en los ojos, yo era un viejo ya, y le dije 'hay veces que reina la confusión'. Y eso le gustó".

Guido Kazcka, conductor del ciclo, les preguntó cómo se conocieron y Gallego tomó la palabra: "Lo conocí enfrentándolo en un juicio. Le escondí hasta la chapa de la puerta para que no me pudiera notificar. Igual me terminó ganando, debo decir. Hice todo lo posible pero me lo ganó igual".

D'Alessandro: -Una irrespetuosa.

Gallego: -Y, como siempre tuvo mucha llegada con los medios, me lo publicó en el diario. Me llamó y me dijo "doctora, no sé si se enteró de la sentencia" y yo le dije: "Sí, lo vi en el expediente". Me respondió: "No, no. En los diarios".

D'Alessandro: -Era una chiquita irrespetuosa. Yo estaba del lado de los buenos y ella, de los usureros. Fue en 2003 y mi cliente era alguien muy conocido y ella le quería cobrar el dólar a $4,90. Fui a verla y la tenían encerrada en una oficina sin ventanas. Ni bien la vi, me dijo "yo a usted lo veía en La Corte" y pensé "a ésta me la como entre dos panes, acá ganamos". Y agregó: "Pero no le voy a dar la razón, usted tiene que pagar hasta el último peso más 24 por ciento anual de tasa en dólares, más mis honorarios". Le dije de partir la diferencia entre el dólar, etcétera, y le conté a mi cliente que no íbamos a poder arreglar. Tuvimos dos años de pleito y cuando la sentencia fue a mi favor, salió en unos impresos que venden en unas revistitas en la calle de Tribunales. 

Entonces, el abogado continuó: "¿Cómo llegamos a intimar? Después de eso no la vi nunca más. Bah, una sola vez en Tribunales, mirando unos expedientes, pero ella era demasiado seria, iba con los taquitos muy rápido y se me escapaba. Unos 8 ó 10 años después tuvimos otro juicio más en contra. Esta vez fue más fácil. La tuve que convencer y después le dije si quería venir a trabajar al estudio con nosotros".

Kazcka: -¿Ya sabías que te gustaba cuando le ofreciste trabajo?

D'Alessandro: -A mí me parecía muy joven, esta es la verdad. Me parecía una chica hermosa, pero muy joven. No la contemplaba como una posibilidad amorosa. Pero un día la vi de frente en mi despacho, en el que se ve la Corte Suprema y el sol se pone por ahí, con sus ojos claros. La miré y vi que el sol le daba en los ojos, yo era un viejo ya, y le dije "hay veces que reina la confusión". Y eso le gustó.

¡Mirá el video de Mauricio D'Alessandro y Mariana Gallego revelando su historia de amor en Los 8 escalones!