Mauricio D'Alessandro y Mariana Gallego, una pareja de ley: proyectos en común y divertidas anécdotas de la convivencia

Por primera vez, los novios brindaron una entrevista en conjunto para la revista Pronto donde dieron detalles de su relación. 

Son dos de los abogados más famosos de la Argentina que comparten la pasión por las leyes y su interés por exponer sus visiones en la televisión, aunque nunca dieron una nota juntos… ¡hasta ahora! Mauricio D’Alessandro (57) y su novia Mariana Gallego (36) aceptaron brindar una nota y divirtieron con sus declaraciones.

Mauricio D'Alessandro: “Estamos viviendo juntos y ahora compramos una casa, a la que nos mudaremos cuando esté lista. Al año de estar de novios, decidimos convivir".

Estamos viviendo juntos y ahora compramos una casa, a la que nos mudaremos cuando esté lista. Al año de estar de novios, decidimos convivir. Igual ella no vendió su departamento y ni siquiera lo alquiló. Me dice que necesita que yo sienta que se puede ir en cualquier momento”, expresó Mauricio en diálogo con la revista Pronto.

Sin embargo, Mariana contó su versión: “No, lo tengo porque tomarnos tres o cuatro días por mes para estar solos no nos viene nada mal. Igual nunca lo cumplimos porque disfrutamos mucho de estar juntos. Además, haber comprado nuestra casa y tener el proyecto de construir en un placer”.

En cuanto a la convivencia, el letrado contó que no siempre fue tan fácil: “Ahora bien, pero en el anterior departamento, casi me muero. Tenía sólo 62 metros cuadrados completos y yo no entraba en la cama: hacía frío y los pies me quedaban en el balcón. Como ella es mini, no tenía problemas pero yo que soy largo, dormía con las patas afuera de la cama”, dijo.

Mariana Gallego: “No me imagino de nuevo con vestido blanco. Eso es una sola vez y ya me casé por Iglesia. Mauricio, en cambio, está virgen de eso porque sólo se casó por Civil. En este tema, no está dicha la última palabra”.

“Ella me tiene cortito, pero yo no le doy bola. Me trata de controlar pero no le llevo el apunte. Ese es uno de los puntos a favor de nuestra pareja: el poder entender los espacios del otro. Mariana es muy comprensiva: quizá muchas cosas le dan bronca, pero a los dos minutos se olvida. Es de olvido fácil, lo cual me permite aprovecharme un poco”, agregó.

Por otro lado, D’Alessandro se refirió a los planes de casamiento: “En algún momento lo haremos: no es un pan inmediato pero sí es un plan cierto. Es todo un trabajo organizar la fiesta, convocar a los invitados, llamar a todos los primos…”, confesó.

Por último, Gallego cerró: “No me imagino de nuevo con vestido blanco. Eso es una sola vez y ya me casé por Iglesia. Mauricio, en cambio, está virgen de eso porque sólo se casó por Civil. En este tema, no está dicha la última palabra”. ¿Se vendrá la boda?