Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Marina Calabró, muy crítica de Divina Comida: "Le veo los hilos, todo mal actuado e impostado"

La periodista explicó por qué no quiso participar del nuevo ciclo de Telefe, al que analizó y no ahorró cuestionamientos.

Marina Calabró dio su crítico análisis de Divina Comida.
Marina Calabró dio su crítico análisis de Divina Comida.

A poco de debutar en la conducción de Confrontados, Marina Calabró brindó una extensa entrevista a Por si las Moscas en La Once Diez, donde sorprendió al dar su incisiva opinión de Divina Comida, el nuevo ciclo de Telefe.

Primero, la pariodista explicó por qué no aceptó participar del programa: “Me llamaron muy sobre el pucho porque seguramente se les debe haber caído alguien (risas). Fue la semana que participaron Tamara Petinatto y Barbie Vélez’’.

“Yo soy muy mala anfitriona. No sé si tenía mucho para ofrecer y, además, de solo pensar en tener que recibir gente… No me molestaba mostrar la casa porque los planos son acotados. Aparte uno puede decir ‘hasta acá ‘y mostramos un poquito el living. Mi casa no es una mansión, es un departamento común así que por ese lado no me expondría a que digan ‘ah mirá esta como vive’. Para nada, es una casa como cualquier otra. Pero era ‘ay qué fastidio’”.

"Al principio, no sé si era la novedad o todo estaba un poco más librado al azar, era algo amable, ameno, pero ahora le veo los hilos a todos, todo mal actuado en algunos casos, impostados"

Calabró explicó cómo era la dinámica de grabación de Divina Comida, que tampoco la atraía: “El día que van a tu casa llegan a las 6 de la tarde y se van a las 3 y pico de la mañana. Y el día que uno va a otra casa tenés que llegar tipo 7 y también te vas a las 3 de la mañana, y yo hago radio a la mañana y ya arrancaba el colegio la nena. Era un quilombo la logística. Es una semana de disponer de todas las noches y madrugadas y yo dije ‘al otro día no voy a coordinar’. Así que no me cerraba por ningún lado”.

Por último, compartió sus críticas sobre el ciclo: “Además lo que me pasa con Divina Comida es que al principio, no sé si era la novedad o todo estaba un poco más librado al azar, era algo amable, ameno, pero ahora le veo los hilos a todos, todo mal actuado en algunos casos, impostados”.

De todas maneras, destacó el éxito de la propuesta: “Es una buena idea, los números siguen acompañando y eso es inapelable".