Marian Farjat tuvo su "última cena" en GH y volvió a coquetear con Matías Schrank: los románticos masajes mutuos

El miércoles a la madrugada los hermanitos bromearon con la posible expulsión de la participante, quien volvió a la carga con su "acoso" al misionero.

La última noche de Marian Farjat en Gran Hermano 2015, muy cerca de Matías Schrank

A esta altura de los acontecimientos resultaría milagroso que Marian Farjat se salve de la eliminación de Gran Hermano 2015. Ella lo sabe e, incluso, hizo un insólito y desesperado pedido al mismísimo Papa vía Twitter: "¡Prega per me! Le pido al papa Franchus (sic) que rece por mí, así me quedo en GH, je".

De todas formas, Marian ya se hizo a la idea de que sería inexorable que resulte expulsada a una semana de la finalísima del reality de América, e hizo catarsis en la cena del miércoles por la madrugada. "Gran Hermano, te pedí que por favor me abras el confesionario, tengo que pedirte algo. Un mata arañas. Hay que fumigar la casa, no se puede dormir, me pica todo el cuerpo… Bueno, suerte que me voy mañana".

Horas más tarde, Marian Farjat volvió a olvidarse de Brian Lanzelotta y se lanzó decidida a coquetear con Matías Schrank mediante una sesión de románticos masajes mutuos. Según reconstruyó @lacasaenvivo, los chicos además tuvieron un sugestivo ida y vuelta:

Marian: Obvio que te doy, pero sos raro. Cuando salgamos, hablamos.

Matías: ¿Por qué decís que soy raro? Yo no soy raro. ¡Vos sos la rara!

Marian: Sos un chico raro. Antes me parecías un loco, un extraterrestre.

Matías: ¿Y ahora?

Marian: Un demente

Matías: Si te vas, ¿a quién vas a darle tu apoyo?

Marian: A Eloy. Mi cuñado.

Matías: No es tu cuñado.

Marian: Si me voy... a vos.

¡No te olvides de votar en la encuesta exclusiva de Ciudad.com!