María del Mar y una tenebrosa pregunta sobre Matías Alé que le transformó la cara: "Sé y viví muchas cosas..."

La cordobesa, hoy separada del actor con quien se casó en octubre, volvió a referirse a la madre de su esposo y abrió la polémica. 

María del Mar se refirió a su relación con Matías Alé: "Cada vez que habla, mete la pata"

Mientras Matías Alé (38) pasa sus días recuperándose en Buenos Aires, su esposa María del Mar Cuello Molar (23) volvió a su tierra natal en Córdoba. "Distanciados", es la palabra que la pareja menciona cuando se habla de su separación. Pero la crisis, se percibe mucho más profunda de lo que esa palabra define. En un móvil con Infama, la joven se refirió a cómo está su matrimonio con el actor (se casaron en octubre) y vivió un momento incómodo cuando le preguntaron por una versión que indica que su suegra Helena realiza rituales umbandas.

El cronista Sebastián Tempone indagó en la relación que une a Matías Alé con su madre: "Lo que pasa en la actualidad, ¿está relacionado con los viajes de forma periódica que hacía Matías a Brasil, llevado por su madre y de ciertos rituales que le tocó vivir de muy jovencito?", interrogó. "No sé de donde sacaste eso, pero yo no voy a hablar", contestó María, nerviosa. "Se habla de que Matías a los 8, 10 y a 12 años vivió rituales umbandas donde le hacían tomar sangre de tortuga y lo ensuciaban de sangre de gallina", fue más allá el periodista. ¿La respuesta de María? "Sé muchas cosas, viví muchas cosas". Una respuesta que dijo mucho.

"Él sabe muy bien lo que tiene que hacer, tiene que solucionar los problemas con su familia. Si él quiere salir a hablar, como ya decidió hacerlo... Que yo siento que cada vez mete más la pata. Cada vez que dice algo, mete la pata. Que diga la verdad", afirmó María del Mar sobre el motivo que los mantiene alejados, marcando que la mala relación con su suegra. Y sobre los días que estuvo internado en un psiquiátrico, aclaró: "Él dijo que las visitas las manejábamos mi mamá y yo. Las visitas las manejaban sus médicos".

Unos minutos después, el cronista Sebastián Tempone indagó en la relación que une a Matías Alé con su madre y le hizo una tenebrosa pregunta que la dejó casi sin palabras a la joven. "Lo que pasa en la actualidad, ¿está relacionado con los viajes de forma periódica que hacía Matías a Brasil, llevado por su madre y de ciertos rituales que le tocó vivir de muy jovencito?", interrogó. "No sé de donde sacaste eso, pero yo no voy a hablar", afirmó María, nerviosa. "Se habla de que Matías a los 8, 10 y 12 años vivió rituales umbandas donde le hacían tomar sangre de tortuga y lo ensuciaban de sangre de gallina", fue más allá el periodista. ¿La respuesta de María? "Sé muchas cosas, viví muchas cosas". Una respuesta que dijo mucho.

Para finalizar, en el ciclo de América quisieron saber cómo le había caído a la cordobesa que Matías en su primera entrevista pública haya dicho "ojalá María sea la mujer de mi vida", poniendo una duda sobre el futuro de la pareja. "Le pregunté por qué hablaba de 'ojalá' y por qué no decía que soy el amor de su vida. Para mí es el amor de mi vida, por eso lo elegí para casarme con 23 años. Estoy en una situación emocional triste, donde me siento mal, triste, sola, como para que el diga cosas así", finalizó María del Mar.

¿Habrá reconciliación entre María del Mar y Matías Alé?