Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Marcela Tauro, quebrada en llanto por el caso de Abigail: "Me parte el dolor de esa chica"

La panelista de Fantino a la tarde no soporto ver el sufrimiento de la nena de 12 años con cáncer, a quien le negaron el ingreso a Santiago del Estero.

Marcela Tauro se quebró al ver el video viral de Abigail Jiménez

La historia de Abigail Jiménez, la niña 12 años cuyo padre intentó hacerla ingresar a Santiago del Estero desde Tucumán, caminando cinco kilómetros con ella en brazos, se viralizó en las redes sociales. Hecho que provocó unánime solidaridad por su llanto de sufrimiento ante la actitud de la policía provincial de negarle el paso en auto.

A su corta edad, la nena es paciente oncológica y tiene un tumor en su pierna izquierda que debe ser tratado, caso que conmovió a Marcela Tauro. “Yo no puedo creer lo poco solidarios que son. Me parte el dolor de esa chica, de esa criatura”, arrancó la panelista de Fantino a la tarde quebrada. 

“Tienen que renunciar y pedir perdón. Ya no importa si el padre tenía o no el permiso. ¡La criatura está sufriendo! Nadie hizo nada. No lo puedo creer. Estamos muy fríos, pensando en la plata, la política”, continuó indignada con lágrimas en sus ojos.

"¡¿Qué nos pasa?! Olvídense del padre, esa criatura sufría, no fingía, estaba llorando de dolor. ¿Qué nos está pasando que nadie hace nada? No hacemos nada. No lo puedo creer. Somos una mierda, los políticos primero".

Luego, apuntó contra Gerardo Zamora: “El gobernador también tiene que dar una explicación acá, porque esto ya se hizo viral. ¡¿Qué nos pasa?! Olvídense del padre, esa criatura sufría, no fingía, estaba llorando de dolor. ¿Qué nos está pasando que nadie hace nada? No hacemos nada. No lo puedo creer. Somos una mierda, los políticos primero. Yo pediría perdón. No importa si tiene o no el permiso. Estamos hablando de una nena de 12 años que está sufriendo. Se transmite en el video cómo sufre esa criatura”.

“¿Qué nos pasó que se nos cerró tanto el corazón y somos tan poco solidarios?”, concluyó Marcela Tauro.

En 2016 Abigail había sido trasplantada y, en 2019 desmejoró. “A partir de ese momento tuvo que hacer quimioterapia hasta el 17 de enero de 2020. Después siguió con tratamiento paliativo, porque las quimio le hacían muy mal”, contaron sus padres con dolor.