Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Maradona desmintió estar "celoso" de Verónica Ojeda y lanzó un polémico dardo: "Miren lo que tengo al lado... ¡miren si voy a estar celoso! Tendría que ser un bobi"

El Diez lanzó un comentario muy polémico para elogiar a su novia. ¡No aclares que oscurece! ¡El video!

Diego Maradona y Rocío Oliva, muy picantes con Verónica Ojeda

La estadía de Diego Maradona (56) en Buenos Aires junto a Rocío Oliva (26) está marcada por el fútbol, deporte que practican de forma mixta y con mucha pericia, aunque el miércoles por la noche el Diez también tuvo tiempo de referirse a Verónica Ojeda (39). En plena pelea judicial con la madre de Dieguito Fernando (3) por las inconclusas visitas al nene, Maradona lanzó una frase con la que halagó a su novia 30 años menor, que resultó un "puñal" a quien fuera su mujer durante ocho años.

En una nota con El Diario de Mariana, Diego se sinceró cuando lo consultaron por su opinión respecto de las fotos de Ojeda con Omar Suárez: "No me molestó para nada, no las vimos nosotros. Pero paren, tiene todo su derecho". Así, el astro se frenó, besó con mucho énfasis a Rocío y luego lanzó su polémico piropo: "Pero miren lo que tengo al lado. Miren si yo voy a estar celoso, tengo que ser un bobi. Yo lo único que quiero, y sigo diciendo, es ver a mi hijo y nada más".

Por otra parte, Oliva también salió a expresarse: "Pueden decir lo que sea que no nos van a separar, nos amamos más cada día, estamos cada vez mejor. Viven diciendo que nos separamos. Hoy nos reímos, quizá antes yo me ponía mal, él se ponía mal. Hoy superamos todas esas cosas". En esa línea, Rocío Oliva también le respondió entre líneas a Verónica Ojeda: "Yo creo que los ataques vienen por desesperación, decir ‘cómo puede ser que ese tipo no esté conmigo y esté con esta piba’, pero ya está. Pasaron muchos años, hay que resignarse. Hay que hacer las cosas bien, como una mujer las debería hacer".

Instantes después de que salió la nota al aire, Ojeda salió por teléfono para apuntar contra Rocío Oliva, reavivando su acérrima enemistad.