Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Maradona, a corazón abierto sobre la distancia con su nieto, Benja Agüero: "Me muero por verlo, es un dolor en el alma, pero la vida es así, hay que tomarla como viene"

El Diez habló con Los Ángeles de la mañana de la relación con todos sus hijos y se lamentó por no ver a su nieto. Además, ¿pedirá la tenencia de Diego Fernando?

Maradona, a corazón abierto sobre la distancia con su nieto, Bejamín Agüero: "Me muero por verlo"

La cara de satisfacción de Diego Maradona (56), después de haber jugado un picado junto a Rocío Oliva (26) y a Jana Maradona (20), se transformó en pesar cuando le tocó hablar de la relación con el resto de sus hijos. El martes por la tarde, el Diez no se amilanó por la fuerte tormenta que azotó a Buenos Aires y luego de desplegar su magia habló de todo con Los Ángeles de la Mañana, en particular de sus conflictos con Verónica Ojeda.

"Cuando volví a la Iglesia y hablé un montón de cosas con Francisquito (sic), él me dijo que el perdón viene solo. Y Diego Junior vino solo, Jana vino sola, estoy contento... Y si mañana viene el perdón por parte de Gianinna o de Benjamín, o yo le tengo que pedir de rodillas a mi nieto, lo hago sin ningún problema”.

Como la remera azul que lució para identificar el equipo para el que jugó decía Babu en el pecho, el modo en que su nieto Benjamín Agüero (7) lo llama, Maradona se lamentó por no tener contacto frecuente con él: "Es un dolor en el alma, pero la vida es así, hay que tomarla como viene. Cuando volví a la iglesia y hablé un montón de cosas con Francisquito (sic), él me dijo que el perdón viene solo. Y Diego Junior vino solo, Jana vino sola, estoy contento. Y si mañana viene el perdón por parte de Gianinna o de Benjamín, o yo le tengo que pedir permiso (sic) de rodillas a mi nieto, lo hago sin ningún problema. Me muero por verlo”.

Entonces, confesó sus deseos de ver a su hijo menor: "A Dieguito Fernando también me muero por verlo, pero ahí hay otro problema. Me duele decirlo, pero ahí tenemos un problema de familia. Yo quiero solamente a Dieguito y nada más. Después, los demás, laburen como laburen, es un problema de ellos".

Así, el astro justificó su ausencia en que Ojeda se alejó del hogar más de lo acordado, razón por la cual no duda en recurrir a la Justicia: "Lo que pasa es que no se lo puede sacar más de 110 kilómetros, y Mar del Plata está más lejos de los 110 kilómetros. Entonces, quieren ganar tiempo para traerlo para acá. Yo no me chupo más el dedo. Ahora, directamente vamos a los abogados, y si tengo que pedir a Dieguito, lo voy a pedir. Estoy dispuesto a pedir la tenencia, seguro que sí".

Sobre su hijo menor: "A Dieguito Fernando también me muero por verlo, pero ahí hay otro problema. Me duele decirlo, pero ahí tenemos un problema de familia. Yo quiero solamente a Dieguito y nada más".

Por otra parte, Diego descartó radicarse en el país entre risas cómplices con su mujer: "Yo no puedo vivir en Argentina porque tengo casa en Dubai, Zurich, Italia, China".

Además, Maradona negó que el Papa haya influido en su decisión de reencontrarse con Junior: "Es mentira que Francisco me ayudó a que me reconcilie con Junior. Eso es una chanchada que inventan algunos para hacerse fama. La relación con Diego Junior está fenomenal, pero porque yo quise y él quiso, el Papa no se metió jamás, ni en lo de Jana ni en lo de Diego Junior".

Al finalizar el informe, Ángel de Brito puso al aire un audio en el que Verónica Ojeda daba sus argumentos y rechazaba ser un obstáculo para que Diego Maradona se reúna con Dieguito Fernando: "Lo único que quiero es la felicidad de mi hijo, sé separar las cosas, siempre. Los problemas de los adultos son los problemas de los adultos, la felicidad de mi hijo es aparte. Siempre voy a estar predispuesta a que el padre de mi hijo pueda estar con mi hijo, en este caso, Diego y Dieguito. Estoy tratando de arreglar con los abogados para que se puedan juntar. Tanto mi familia como yo siempre estamos predispuestos a que se encuentren”.