Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Malena Pichot sentó postura: "La gente tiene que tener el derecho a decidir cuándo esta vida no es más digna”

La actriz habló con Ciudad sobre el estreno de El Cuaderno de Tomy y el debate por la muerte digna. 

El Cuaderno de Tomy: entrevista a Malena Pichot

Netflix estrenó este 24 de noviembre El Cuaderno de Tomy, una película basada en una historia real y protagonizada por Valeria Bertuccelli, Esteban Lamothe y Malena Pichot, entre otros. El Cuaderno de Tomy cuenta la historia de Marie Vázquez, una mujer de 43 años a quien le descubren un cáncer terminal que la deja con muy poco tiempo por delante. Frente a esto, y teniendo un hijo de tan solo 3 años, Marie decide escribirle un cuaderno para que él pueda leer cuando crezca y así conocer un poco más a su mamá. 

- ¿Cómo te llegó a vos el proyecto? ¿Ya sabías de la historia de Marie y el libro?

- No, me enteré con el guión. No la conocía, que es raro porque yo estaba mucho en Twitter en esa época. Y bueno, flasheé mucho, me identifiqué mucho con ella. Me pasó de leer la primera página y sentir que yo hubiese hecho lo mismo si me pasaba algo así. Me sentí muy identificada con su manera de tuitear y su manera de hacer chistes subidos de tono... Así que me enganché enseguida con la historia. Cuando leí el guión relacioné la historia con mi vida, me fasciné mucho con ella y ese grupo de amigas y con toda su historia. Porque yo tengo un grupo de amigas muy grande y me pegó mucho por ahí, como que dije “¡Dios mío! Son mis amigas” y lloré desde la primera página. También la historia es sobre la relación de una mamá que se está yendo con su hijo. Es durísimo. 

"Yo tengo un grupo de amigas muy grande y me pegó mucho por ahí, como que dije “¡Dios mío! son mis amigas” y lloré desde la primera página"

- Igual la película no es del golpe bajo. Te pone mal porque es triste, porque la vida es triste a veces.

- No, no, en ese sentido es finísima la película. No tiene golpes bajos ni lugares comunes del drama. 

- Y a la hora de preparar el personaje... ¿a vos te llegó el guion ya para hacer de Maru? 

- Sí, sí, me llegó el guión para hacer de la amiga de Marie. Y la manera de crear el personaje no es tan distinta que en general porque como no son famosos, o por lo menos mi personaje no es famoso, la gente no tiene una referencia para ver si lo vas a hacer bien o mal. Entonces no hay tanto riesgo ni tanto miedo, porque el personaje no es conocido y entonces no van a comparar. Supongo que hacer de gente famosa, que es medio imitar, debe ser tremendo.

- Como las biopics, que están tan de moda. 

- Claro, sí. Pero esto es distinto, es un caso real pero no de gente muy famosa. Incluso a Marie por ahí la conocían tuiteando, pero no en movimiento. Entonces tampoco es que Vale tuvo que imitarla, sino que era más rescatar una esencia y un espíritu de la persona. Dicho sea de paso, lo que hace Valeria en la película es monumental.

- Recién decías que cuando leíste el guión sentiste que vos hubieses hecho lo mismo. ¿Eso es algo que te diste cuenta al leerlo, que tenías esa visión sobre la muerte?  ¿O es algo que ya tenías pensado y en claro de antemano? 

- Hay una escena de la película en la que a Marie le está haciendo una nota Vero Lozano y le dice algo así como “vos usas el humor como un escudo” y ella responde “bueno, es como soy yo, no puede ser de otra manera”. Obviamente que el humor es un escudo para todos, pero también tiene que ver con las personalidades. Hay gente que utiliza el humor en los momentos incómodos, en los momentos tristes.  Como yo soy así entonces me imagino que hubiese hecho lo mismo, pero porque es mi personalidad. Nadie que no hace chistes todo el tiempo va a empezar a hacer chiste justo cuando se está por morir. También me flashea mucho que son temas en los que siempre tuve una postura muy clara, no tengo recuerdos de haber tenido dudas sobre el tema. Creo que la gente tiene que tener el derecho a decidir cuándo esta vida no es más digna. Y me sorprende como hay gente que puede ponerse contra eso, a favor de qué o defendiendo qué moral.  Pero ojalá que se hable de esto, que se hable en los medios, que la gente debata. Eso siempre está bueno. 

"Creo que la gente tiene que tener el derecho a decidir cuando esta vida no es más digna. Y me sorprende como hay gente que puede ponerse contra eso, a favor de qué o defendiendo qué moral"

- La película llega después de más de 8 meses de aislamiento, que ahora de a poco se está abriendo.  ¿Cómo fue para vos el encierro, la pandemia, a nivel personal?

- Los primeros tiempos fueron durísimos, como para todo el mundo me parece. Yo tenía la ventaja de que podía seguir haciendo radio desde mi casa, entonces no es que no tenía nada que hacer. Si no hubiese tenido absolutamente nada que hacer hubiese sido mucho más duro. La radio, que eran que sean dos o tres horas por día me acomodó por el hecho de tener que hacer algo. Porque yo me deprimo enseguida sin nada que hacer.

- Sentís que hubiese sido más nocivo no tener nada que hacer que el encierro en sí...

- Sí, sí. Totalmente. Porque yo soy mucho estar en mi casa la verdad. Pero no tener actividades, por más tontas que sean, me empezó a hacer muy mal al cerebro. Y cuando ya me estaba volviendo loca de nuevo empezó el calor, el verano, la apertura de bares… Es muy duro además porque yo viajo mucho por el país con el show, entonces es la primera vez en 10 años que no salgo de la ciudad y es raro. 

- No sos de dar tantas entrevistas pero cada tanto sale una nota de “los polémicos dichos de Malena Pichot” sobre algún tema. ¿Cómo te llevás con eso? ¿Te molesta que no te entiendan cuando quizás hablaste en clave de humor, por ejemplo? 

- No, no. Para mí ya fue, ya me rendí. Sé que los portales están ávidos de poner algo, de llenar sus páginas. O sea, lo tienen que hacer y yo encima estoy todo el día diciendo pavadas, entonces es la unión perfecta. Yo todo el día con pavadas, y ellos tienen que levantar algo, va a pasar. Por ahí si alguna vez me malinterpretan con algo serio me puede llegar a poner mal, pero en general me río.