Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Maché du Film de Cannes: así es el mercado audiovisual virtual más importante del mundo

Argentina está presente en esta novedosa, y obligada por la pandemia, versión virtual con 25 slots.

Maché du Film de Cannes: así es el mercado audiovisual virtual más importante del mundo
Maché du Film de Cannes: así es el mercado audiovisual virtual más importante del mundo

Pasillos abarrotados, la cafetería completa, gente que levanta los brazos y, agitándolos, llama a alguien al otro lado del bullicioso salón; filas interminables para presenciar charlas y seminarios y una galería con productoras es lo que suele ser un mercado de compra y venta audiovisual, algo que hoy el Marchè du Film de Cannes, el más importante del mundo, debió compactar en una página web.

Ya no hay que ampliar la foto de perfil de las redes sociales de los y las cineastas que se acercan para reconocerle la cara o, tampoco, acordar un punto de encuentro tras el algún cartel de publicidad en el edificio. Ahora alcanza con navegar el sitio (previo registro y autorización), buscar el contacto, enviar un mail y esperar a que del otro lado contesten.

Nada que no sucediera en la realidad, pero sin el griterío ni tener que vestirse para la ocasión; y sin, por supuesto, lo que puede generar el contacto cara a cara entre el vendedor y el comprador. Como si fuera un Amazon o Mercado Libre del cine, aunque con detalles que hacen a la experiencia ser una inmersión en la industria.

"Yo trabajo en cine hace 15 años, pero caminando por estos pasillos, siento que soy parte del industria", le comentó a Télam un guionista de extensa trayectoria en la última edición de Ventana Sur.

Ese guionista se encontraba en un pitch (defensa de proyecto) con ejecutivos de Amazon, HBO, Netflix y Warner Bros, entre otros. Ese es el nivel que se maneja en los mercados audiovisuales, aunque en el caso de este creativo, la ponencia se consiguió previo concurso.

Argentina está presente en esta novedosa y obligada (por la pandemia) versión virtual del Marchè du Film con 25 slots (películas/espacios, en la jerga), que se repartieron de la siguiente forma: 12 fueron dadas a entidades, teniendo un criterio de selección sobre la cotidianidad y el impacto que han tenido sus últimas producciones.

Seis fueron dadas a las regiones, las cuales, de forma independiente, eligieron la presencia de cintas de Jujuy, La Rioja, Mendoza, Río Negro, Tierra del Fuego y la Ciudad de Buenos Aires; otras tres fueron seleccionadas por el Festival Internacional de Mar del Plata, único Clase A de la región; otras tres salieron de Ventana Sur (el símil a Marchè du Film en Argentina) y uno para la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica, que utilizó el espacio de 120 minutos para presentar cortos de sus alumnos.

Desde el Incaa resaltaron el apoyo que tuvieron, también, del Ministerio de Turismo para el material de la Film Commission (el ente encargado de mostrarle al mundo las locaciones con las que cuenta Argentina para rodar en el país).

En la plataforma uno puede encontrar una sección llamada Cinemas. Una vez ingresado, está el catálogo del día. Hoy, por ejemplo, se podía ver el filme de Michael Polish con el protagónico de Al Pacino, Axis Sally, aunque para poder acceder al visionado se requiere una autorización especial.

También hay cintas que "no están disponibles para su región", según un cartel, algo que, de todas formas, puede ser fácilmente burlado con la utilización de una VPN (un servicio que sirve para conectarse, de forma virtual, desde otro país).

Pero no todo es tan específico. Directores de renombre dentro de ciertos círculos no necesitan tener ya un elenco o el título de una película, como el caso del japonés Takahiro Miki, quien figura como "nuevo proyecto de". Algunas distribuidoras confiarán en su apellido para avanzar en algún acuerdo.

También están las secciones de conferencias y pitchs, en las que uno se puede anotar sin tener que hacer la clásica y tediosa fila.

En años anteriores, en Cannes se han presentado directores de renombre como Francois Truffaut y Martin Scorsese, pero también hicieron sus primeros pasos internacionales otros como el coreano Bong Joon Ho, el último gran oscarizado, y que en 2006 debutó en la costa francesa con The Host.

El cine argentino siempre ha estado presente en Cannes y la relación con su organización vive en la fluidez. Ventana Sur es un ejemplo: el Marchè du Film es socio y, en los tiempos de este evento, en Buenos Aires tiene lugar la Semana de Cannes, con proyecciones en salas.

Si bien el festival en este 2020 no tuvo lugar por el avance del Sars-Cov-2, con sus 25 "slots", Argentina es uno de los países con mayor presencia en el Marchè du Film, con novedades como el Work in Progress de Daniel de la Vega; el documental El ritual del alcaucil, de Ximena González; la película de animación Lava, de Ayar Blasco, y el primero corte de Nocturna/La noche del hombre grande, de Gonzalo Calzada, presentada por Ventana Sur.

A pesar de estos proyectos inéditos, también hay otras presencias que llaman la atención, como Los sonámbulos, de Paula Hernández; Shalom Taiwán, de Walter Tejblum, y El cartero, de Emiliano Serra, cintas que ya han tenido su recorrido y tuvieron su estreno comercial en Argentina.

Esta nueva versión del Marchè du Film será histórica no sólo por su modalidad, sino, también, porque puede significar un antes y un después en los mercados audiovisuales.

Agobiado el mundo por la crisis climática (la semana pasada, el Círculo Polar Ártico registró el récord de 38 grados), la virtualidad puede ser una solución para evitar la contaminación que provoca el traslado y la permanencia de miles de personas en un lugar.

Aunque, también, muchos cineastas perderán la oportunidad de abordar a posibles coproductores o distribuidores a la salida de alguna reunión y mostrar sus proyectos entre la muchedumbre de los pasillos.

Fuente: Telam.