Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Luz Cipriota brilla en Madrid: se sumó a la tercera entrega de Las chicas del cable y fue elegida por Woody Allen para su nuevo film

Súper adaptada al ritmo de vida madrileño, la actriz se anima a nuevos desafíos en su carrera.

España le abrió los brazos a Luz, que brilla en sus nuevos proyectos.
España le abrió los brazos a Luz, que brilla en sus nuevos proyectos.

Hoy no existen los límites para Luz Cipriota (34): desde que se lanzó a "probar suerte" en Europa, todo le indica que no podría haber elegido mejor. Apenas llegó a España, fue convocada por Las chicas del cable, serie furor a la que se sumó para su tecera temporada y que fue clave para tomar la decisión de instalarse definitivamente en el Viejo Continente.

¿Y su última conquista personal? Haber sido elegida nada menos que por Woody Allen para ser parte de su nueva película, Rikin's festival, rodada en San Sebastián, donde la joven hizo un casting con muchísimas colegas españolas. "Aunque es una participación muy pequeña, sentí que estaba cumpliendo un sueño", le aseguró a la revista Gente.

Luz Cipriota brilla en Madrid: se sumó a la tercera entrega de Las chicas del cable y fue elegida por Woody Allen para su nuevo film

"Cuando llegué a Madrid me enamoré de esta ciudad", aseguró la actriz, que contó que su aventura al otro lado del Atlántico comenzó como un viaje "para conocer". "Apenas terminé El maestro (eltrece) me había salido el pasaporte europeo y tenía ganas de venir a probar suerte acá. No conocía, pero ya estaban empezando a hacer ruido las series españolas". 

Siendo como es, inquieta y lanzada, Luz dice que se animó a empezar de cero en otro lugar y a tomar este desafío con alegría. Pero claro, arancar y dar vuelta su día a día no es nada fácil. "Recién ahora, que estrené la obra teatral Parque Lezama, bajo la dirección de Juan José Campanella, tengo una rutina más organizada", dice. 

"Apenas terminé El maestro (eltrece) me había salido el pasaporte europeo y tenía ganas de venir a probar suerte acá. No conocía, pero ya estaban empezando a hacer ruido las series españolas".
Hoy, Cipriota asegura que lo que más le cuesta de vivir lejos de Buenos Aires es estar separada de su familia. "Yo tengo muchos hermanos, sobrinos y amigos, con los que mantengo un vínculo muy cercano. Cuando termino de hablar con ellos por Skype me replanteo si hago bien en estar tan lejos", expresó. 

Pero dijo que sus dudas se despejan rápidamente cuando se da cuenta de que está haciendo su camino y las cosas que le gustan. "Entonces, vale la pena arriesgar. Y cuando tengo un hueco, voy a visitarlos", cerró muy contenta.