Luli Fernández, embarazada: "A veces uno quiere que sea en un momento y no, Dios dice cuándo va a ser"

La panelista de Pamela a la tarde confesó que espera su primer hijo, varón, fruto de su matrimonio con el abogado Cristian Cúneo Libarona.

Luli Fernández confirmó que está embarazada, fruto de su matrimonio con Cristian Cúneo Libarona

La familia que conformaron Luli Fernández (30) y Cristian Cúneo Libarona (47) cuando se casaron en marzo de 2015, se agrandará. La modelo y panelista de Pamela a la tarde confesó que está en la dulce espera de su primer hijo junto al abogado.

Sonrojada de felicidad, Luli se levantó de su sillón y mostró la pancita: “¡Ya no se quiere esconder más, ya no aguanta, lo tengo apretado!”. Luego, se explayó respecto de la alegría con que vive este momento junto a su pareja: “Me siento re bien, la verdad es que no tuve náuseas ni vómitos, nada. Es un varón, estoy de tres meses y medio. Estamos felices. Somos ensamblados, así que hay más niños en la familia que ya lo saben. Por eso tuvimos que esperar un poquito más, para estar tranquilos de que todo va a estar bien. Los chicos están re chochos, ya lo contaron en el colegio, así que dije ‘lo voy a contar’”.

"A veces uno quiere que sea en un momento y no, Dios dice cuándo va a ser. Es una bendición total y absoluta que recibimos con los brazos abiertos”.

Ante la pregunta de Pamela David sobre los hermanos que tendrá su bebé, del que no adelantó los nombres tentativos, la periodista contó: “Tiene cuatro hermanitos. Santos (20), María (18), Vicente (8) y Jacinto (7). Somos un montón, es una tropa la que lo está esperando”. Con sus ojos llenos de lágrimas de emoción, Luli continuó: “Me siento súper bien, llegó y es una bendición de Dios. A veces uno quiere que sea en un momento y no, Dios dice cuándo va a ser. Es una bendición total y absoluta que recibimos con los brazos abiertos”.

Al final, Luli Fernández graficó el nivel de hermetismo con que manejó su embarazo: “Mantuvimos absoluto secreto, mis suegros se enteraron la semana pasada. La única que sabía era mi mamá, que la tenía amenazada de muerte a la pobre. Después se fueron enterando mi papá y mis hermanos”.