Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Luciano Castro habló sobre la polémica entre Sabrina Rojas y Pampita: "Me rompió un poco las bolas que armen bardo"

El protagonista de Los ricos no piden permiso visitó los estudios de ShowMatch y, en una nota con Este es el show, manifestó su bronca por el debate sobre el cruce.

El enojo de Luciano Castro por la reactualización de una vieja polémica entre Sabrina Rojas y Pampita

Las polémicas siempre están presentes en ShowMatch, incluso entre las personas más pacíficas que participan del certamen, como es el caso de Sabrina Rojas. De visita en los estudios de Ideas del Sur, Luciano Castro manifestó su enfado por la "reactualización" de un reciente cortocitcuito que hubo entre su mujer y Carolina "Pampita" Ardohain.

"No creo ni siquiera que se hayan tirado dardos entre ellas, creo que era más lo que se generaba el vender que lo que les pasaba a ellas, porque a mí Sabri jamás me habló mal de Carolina en casa, jamás".

En una nota para Este es el Show, el protagonista de Los ricos no piden permiso disparó: “No creo ni siquiera que se hayan tirado dardos entre ellas, creo que era más lo que se generaba el vender que lo que les pasaba a ellas, porque a mí Sabri jamás me habló mal de Carolina en casa, jamás”. Luego, con la frontalidad que lo caracteriza, el galán remató: “Me rompió un poco las bolas que armen bardo cuando yo tenía en casa a una de las protagonistas elogiando a Carolina, justamente”.

Así, Luciano continuó: “Yo lo que le digo siempre es que ella no necesita pelearse, no hace falta pelearse para tener un minuto más de cámara o ser convocada para un espectáculo”.

A su turno, la participante de Bailando 2016 también le bajó el tono a la presunta disputa: “Una cosa es pelearse o estar en contra de alguien, y otra es tener un intercambio de opiniones. Ella dijo lo que pensaba, yo dije lo que pensaba y ahí se terminó, no hay nada personal”.

Para cerrar, Luciano Castro sentenció:“No se arregla acá lo personal, ese es mi punto de vista. Si tengo un problema con uno voy a arreglarlo ante cámara con 60 mil personas (presentes)... No me gusta ese jueguito”.