Lucas Velasco "liquidó" a Silvina Escudero en un desafío al tenis: "En la primera pelota me di cuenta que no era buena"

El actor mandó al frente a la bailarina, invitada al piso de Ángel de Brito en Magazine y logró hacer callar a la morocha con una divertida anécdota. Mirá qué ocurrió con el premio que apostaron.

Silvina Escudero apostó, ¿y fue mala perdedora con Lucas Velasco?: "Me compró otra cosa que me duró una semana"

Lejos de los medios donde sypo explotar su imagen y abocada a su emprendimiento como directora de una academia de danzas junto a su hermana Vanina, Silvina Escudero visitó BDV. En pareja con Lucas Velasco, la bailarina admitió que prefirió asistir al programa sola, aunque -con rapidez de reflejos- Ángel de Brito propició una comunicación telefónica al aire con el actor.

Lucas: "Le gané a Silvina en la última jugada. ¡La calentura que tenía! No me compró la ropa, me compró otra cosa que no sé dónde lo compró porque me duró una semana".

Un tanto avergonzada, Escudero confesó que ella lo apodó "Virulino" y que Velasco le dice "Titi". Entonces, el conductor incomodó a la morocha con una información casi deportiva: "¿Es verdad que te mata al tenis?". Tras manifestar su insólita indignación, Silvina lo confirmó: "Me ganó 6-0, 6-0, 6-0".

Así, el actor, ex Graduados, contó la anécdota: "La destruí. Porque me dijo que desde chiquita jugaba al tenis y que jugaba muy bien". Como su novia lo interrumpió, Velasco se puso firme: "Pará Gordi, dejame hablar… Entonces dije, 'bueno, debe jugar como los dioses'. Yo estaba asustado, porque si perdía con Silvina me iba a cargar, porque es más competitiva… Ya en la primer pelota me di cuenta que no era muy buena. Fue 6-0, 6-0. Aburrido; creo que la liquidé en media hora".

Silvina: "¿¡Perdón!? Fui y compré el regalo. Si no lo sabe usar y se le rompen las cosas, no es mi culpa. Lo compré en Palermo. Le compré un estuche de su celular buenísimo, me salió un riñón y a la semana se le rompió. Evidentemente, era de mala calidad".

Para no quedar mal, Silvina se excusó: "Tenía el short que me incomodaba, no estaba bien para correr". Esa explicación dio pie a que Lucas se explayara: "No le puedo ganar a nada que no me habla. ¿Querés que cuente la del bowling? Jugamos al bowling, pero por un premio. Si le ganaba ella me compraba ropa, y si ella ganaba, yo le compraba algo. Empezó jugando y me llevaba 30 puntos de ventaja, me cargaba, se hacía la que bailaba en la pista. Metí tres strikes seguidos, le gané en la última jugada. ¡La calentura que tenía! No me compró la ropa, me compró otra cosa que no sé dónde lo compró porque me duró una semana. ¡Quiero saber dónde lo compró!".

El rostro de Silvina Escudero mutó y con moderado enfado disparó contra Lucas Velasco: "¿¡Perdón!? Fui y compré el regalo. Si no lo sabe usar y se le rompen las cosas, no es mi culpa. Lo compré en Palermo. Le compré un estuche de su celular buenísimo, me salió un riñón... y a la semana se le rompió. Evidentemente, era de mala calidad". Por suerte, el pase de facturas no llegó a mayores y ambos terminaron intercambiando melosos halagos, dignos de los diez meses de relación que llevan.