Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Lola Latorre habló del dolor por la separación de sus padres: "Lloré un montón e hice de mamá de mi hermano"

La hija de Yanina y Diego Latorre contó detalles del final del matrimonio de sus papás. Su palabra.

Lola Latorre habló del dolor por la separación de sus padres: Lloré un montón e hice de mamá de mi hermano
Lola Latorre habló del dolor por la separación de sus padres: Lloré un montón e hice de mamá de mi hermano

En agosto, Yanina Latorre (50) tomó la decisión de separarse de Diego Latorre (50), con quien compartió 25 años de amor y tuvo dos hijos, Lola (18) y Dieguito (16).

Sin embargo, la panelista de Los Ángeles de la Mañana comunicó la noticia recién en diciembre, pocos días después de que su hija quedara eliminada del Súper Bailando y en medio de rumores una tercera en discordia, versión negada por el comentarista deportivo.

"Siempre le tuve miedo a la separación de mis padres, no podía soportar que no murieran juntos... Lloré un montón con ese impacto e hice de mamá de mi hermano, Dieguito, para que no viera la tele, así no le hacía mal".

Afectada por la ruptura amorosa, Lola confesó sin rodeos en la revista Gente cuánto la impactó y la entristeció el fin del matrimonio de sus padres, pese a la cerca y armoniosa relación que conservan como familia. "Mi mamá no lo quería blanquear porque yo soy muy sensible y sabía que no me podía parar ahí (en el Bailando) para hablar acerca de eso. Yo siempre le tuve miedo a la separación de mis padres y hace un tiempo pensaba que bajo ningún punto de vista podía soportar que se separen y no murieran juntos. Pero me de cuenta de que no está bueno, que cada uno tiene derecho a pasarlo lo mejor posible. Lloré un montón con ese impacto e hice de mamá de mi hermano para que no viera la tele, así no le hacía mal", contó la joven, tras procesar lo ocurrido.

Reflexiva sobre el tema, agregó: "Negar las cosas para no sufrir no es bueno. Tengo la mala suerte de que mi familia es pública y no quería llegar a un lugar y sentir la mirada de la gente que sentía pena o culpa. Si me quieren mirar con lástima, me da igual. Creo que hablando se resuelven las cosas y claro que los amo más juntos, pero quiero que sean felices. Y entendí que no estar juntos puede ser un bien para los dos".