Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Leopoldo Luque rompió el silencio, quebrado en llanto: "Nadie se animaba a entrar a la pieza de Diego Maradona"

El médico que operó al ídolo y ahora podría enfrentar una causa por negligencia, se defendió de las acusaciones en Intrusos.

Leopoldo Luque reflejó la dificultad que tuvo para ayudar a Maradona

Las instancias que rodearon la muerte de Diego Maradona motivaron la apertura de una causa judicial por una posible neglicencia médica que comenzó este domingo con un allanamiento en el consultorio del neurocirujano Leopoldo Luque. A la conferencia de prensa que dio el médico desde su casa se sumó una comunicación telefónica en Intrusos este lunes en la que se defendió de las acusaciones y señaló que él era el único que se animaba a tratar al Diez.

"Se me está maltratando pero no se está teniendo en cuenta quién generó la internación y quien logró que Diego se quede hasta el último día ahí porque nadie se animaba a entrar a la pieza de Diego, porque estaba muy mal", le dijo a Jorge Rial. "Y no se animaban a entrar a la habitación y yo no vi a ninguno de los que después vi en el entierro o en el velatorio. Ahí estábamos Diego y yo", enfatizó.

Asimismo, Luque contó que el entorno del Diez lo sumaban a sus reuniones para que ponga en marcha sus planes. "Todos decían vamos a ponerle esto y lo otro. Yo estaba en todas las reuniones, y todos me miraban a mí porque sabían que el único que podía llegar a presentarle a Diego sus propuestas era yo", explicó.

Finalmente, el neurocirujano explicó que ante la inacción del entorno, él se ocupaba de conducirlo a visitar a diferentes profesionales como si se tratara de su padre. "A Diego yo lo llevaba al dentista. Al dentista yo llevo a mi hijo. Y como él estaba con dolor de muelas hacía un montón en su casa y como no veía a nadie que se haga responsable de trasladarlo, yo me hacía cargo", agregó.

"Cuando decís no había nadie, ¿hablás de profesionales y familia?", le preguntó Jorge Rial. "Nadie. Había familiares. Yo no vengo a hablar más de nadie porque no tengo nada que reprocharle a nadie. La última vez nos aliamos todos y la intención de todos era muy buena", explicó Luque, y agregó que a él nunca lo consideraron responsable del destino del Diez. "Yo escuchaba los chats en los que Agustina peleaba con la Obra Social, también vi en esos chats en los que básicamente no se me considera ni siquiera su médico de cabecera. Yo siempre fui un médico facilitador y una compañía, y una persona que daba todo para ayudar a Diego", concluyó.