Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Leo Cohen Arazi habló desde la cárcel: "Tengo miedo de morirme, tuve tres episodios cardíacos"

El relacionista público, procesado en la causa de abusos a menores en Independiente, conversó con Los Ángeles de la Mañana. Video.

Habló Leo Cohen Arazi desde la cárcel: “Tengo miedo de morirme, tuve tres episodios cardíacos”

Procesado en la causa que investiga una red de corrupción de menores en las Inferiores de Independiente, el relacionista público Leo Cohen Arazi habló desde la cárcel con Ángel de Brito. Con prisión preventiva, el también manager de famosos aseguró que teme por su vida. "A mí se me dictó la prisión preventiva y no se sabe por qué. Yo en su momento pagué por sexo con mayores de edad. Y la prostitución no es delito en la Argentina. Me piden la prisión preventiva porque está el peligro de fuga, pero yo no puedo ni salir a la calle porque me ‘escrachan’", dijo Cohen Arazi.

"Me hago controles por by pass gástrico y no tengo HIV. Se dicen muchas cosas en la televisión y eso lastima mucho a mi mamá".

Estoy imputado (N de la R: ya fue procesado por el juez Luis Carzoglio) por seis hechos, pero son todos mayores de edad. Los seis. Eran mayores de edad cuando tuve relaciones con ellos. Solo tuve sexo oral y me cuidé siempre. Ellos me buscaban a mí para comprar 6 mil pesos en una mesa vip en un boliche, no era por vulnerabilidad económica, aun cuando la fiscal quiere hacer pasar por abuso, porque dice que hay una vulnerabilidad económica... Es raro, porque uno de los que estaba conmigo me contaba que venía de estar con otros cuatro. A mí me decía que venía de lo de Fulano o Mengano, que había mucha gente conocida”, aseguró.

"Pagarle a un mayor de edad no es abuso de menores. Yo me presenté antes de que pidieran mi captura. Siempre estuve a derecho. Estando acá tuve tres episodios cardíacos. No se puede fingir una arritmia. Puede ser algo congénito". Luego Cohen Arazi agregó: "Hubo testigos que declararon que yo tenía HIV. Y yo me hago controles por by pass gástrico, me enteré dos días antes de entregarme, y salió que no tengo HIV. Se dicen muchas cosas en la televisión y eso lastima mucho a mi mamá". Y cerró: “Quiero llegar vivo al juicio para defenderme. Tengo miedo de morirme en este momento por todos los problemas de salud que tengo. No tengo atención inmediata".