Laurita Fernández y el origen del escándalo con Vigna: "Nico me contó cosas y no lo veo un hombre que invente"

La bailarina habló del "cara a cara" con la actriz y explicó parte de su enojo con la compañera de elenco de su novio.

Laurita Fernández habló con LAM tras el cruce con Flor Vigna

El escandaloso enfrentamiento entre Laurita Fernández y Flor Vigna tuvo un nuevo capítulo el viernes por la noche cuando se cruzaron en el piso de ShowMatch. Ambas se mantuvieron firmes en sus posturas y la pelea parece no tener fin.

Después de que Laurita se mostrara molesta porque Flor publicó la foto de una escena romántica con Nicolás Cabré, su novio, en Instagram y que dejara entrever que Vigna le pedía a su compañero de Mi hermano es un clon que la llevara a su casa, la actriz se defendió: “Nunca fui a su camarín ni me subí a su auto, no me llevó a ningún lado, no sé ni de qué color es el auto. No estuve ni cerca. Él lo sabe como toda la gente del elenco. Las paredes son finitas y todo el mundo sabe”.

Durante el tenso “cara a cara” en el programa de Marcelo Tinelli, Laurita no dio el brazo a torcer y así se mantuvo tras el cruce al darle una nota a Los Ángeles de la Mañana: “De mi parte es algo que nunca van a terminar de entender. Es algo de lo que no voy a hablar públicamente ni voy a contar cosas que para mí quedan en el ámbito privado. Deseé siempre que fuera así”

"Si ambos (con Cabré) tomamos la decisión de hablar en su momento fue porque Nico me contó cosas él, de primera mano, y no lo veo un hombre que me venga a venir inventando".

“No me interesa que haya gente opinando que desconoce. Tiene que ver con algo privado, que para mí ya está. No doy pie a que opinen de algo de lo que no van a saber. Si ambos (con Cabré) tomamos la decisión de hablar en su momento fue porque Nico me contó cosas él, de primera mano, y no lo veo un hombre que me venga a venir inventando. Es algo que decidí hablar en privado, muere ahí”, agregó súper seria.

Pero cuando el cronista le recordó que Flor aseguró que “Nicolás sabe lo que estoy contando”, Laurita se rió irónica y dijo: “No tengo nada que contestar”. ¡Qué lío!