Laura Cymer se define como la pareja ideal: "Mi novio se sacó la lotería conmigo porque me la paso mirando fútbol"

Una de las actrices de Esperanza mía contó cuál es la clave para mantener la relación tras 9 años juntos: "Nunca tuvimos una crisis".

Laura Cymer, una chica ideal (Fotos: revista Pronto, Twitter y Web)

Dio sus primeros pasos en la pantalla chica con Magazine For Fai, cuando tenía tan sólo 10 años. Desde allí, Laura Cymer fue figura de varios exitosos proyectos hasta llegar a su presente como sor Diana en Esperanza mía, la telenovela de las noches de El Trece.

Pese a las prolongadas horas de grabación, la actriz aprendió a dividir su tiempo entre el trabajo y el amor. Y no es para menos. Laura está de novia hace 9 años con Esteban (32), un extécnico de Ideas del Sur, a quien conoció mientras actuaba en Costumbres argentinas y con quien ya convive.

"Amo el fútbol y un planazo para mí el domingo es mirar fútbol, fútbol y más fútbol. Imaginate mi novio: está feliz. Siempre le digo: ‘conmigo te sacaste la lotería’".

¿Su secreto para mantener tantos años de relación? “Nunca tuvimos una crisis. Siempre hay distintos momentos, pero nunca nos separamos. No hubo necesidad y no es que seguimos porque sí. Estamos muy bien y siento que es el hombre de mi vida. Por ahora no nos interesa el casamiento, no está como plan. Quizás sí el día que tengamos hijos, pero la legalidad del papel no nos llama la atención”, contó en diálogo con la revista Pronto.

“Convivimos hace un año y nos llevamos re bien. No somos obsesivos del orden bajo ningún aspecto. Nos divertimos mucho y nos hace bien la convivencia”, agregó.

Por último, Laura -fanática de Boca- destacó que el hobbie que comparte con su pareja, forma parte de la vida cotidiana de ellos: “Amo el fútbol y un planazo para mí el domingo es mirar fútbol, fútbol y más fútbol. Imaginate mi novio: está feliz. Siempre le digo: ‘conmigo te sacaste la lotería’. Nuestro plan perfecto fue ir a Brasil durante el Mundial 2014 y estuvimos todo ese mes mirando partidos. Algunos en la cancha y otros en la playa, en las pantallas que habían puesto en Copacabana. Fue una experiencia inolvidable”.