Las lágrimas de Dallys Ferreira al hablar de su hija: "Dios me demostró que la vida es hermosa"

La actriz fue a Desayuno Americano, recordó la trágica muerte de su hermano y lloró al contemplar a India.

Las lágrimas de Dallys Ferreira al hablar de su hija India: "Dios me ha demostrado que la vida es hermosa"

A principio de 2014, la tragedia irrumpió en la vida de Dallys Ferrerira: su hermano, Jonathan (20), tomó la drástica decisión de ponerle fin a su vida arrojándose por el balcón de su casa. En ese momento, el dolor fue grande e inexplicable, pero la vida ayudó a la actriz paraguaya a sanar las heridas con el nacimiento de su hija India, fruto de su amor con Nicolás Sporleder. 

Con su beba de casi tres meses en brazos, Dallys visitó a Pamela David en Desayuno Americano, describió cómo fue el duelo que transitó tras la pérdida de su hermano y se emocionó al mirar a su pequeña, quien -según argumentó- fue el motor que la impulsó a salir adelante.

"Soy muy feliz. Odio llorar en cámara, pero estas lágrimas son de felicidad. Dios me ha demostrado que la vida es hermosa y que vale la pena vivirla. Que por supuesto, pasan estas cosas... Pero sostengo que todo tiene solución en la vida, menos la muerte...", dijo Dallys con su bella hija en brazos.

"Con lo de Jonathan, me enojé con el mundo, me enojé con la vida. No había nada en este mundo que a mí me interese. Y, en ese sentido, lo busqué a Bernardo (Stamateas, psicólogo) porque me di cuenta que necesitaba ayuda. Yo cubrí a mi familia, pero nunca había transitado el duelo. Entonces, llegó un momento en el que esa herida no daba más. Sentí que si yo no hacía algo, nadie me iba a rescatar de ese pozo. Le mandé un tweet a Bernardo y le pedí socorro. Él me contestó de inmediato, empezamos a hablar y comenzamos a hacer este proceso… Y hoy este (muestra a su hija) es el resultado", pronunció Ferreira con la voz quebrada. Pero las lágrimas que se desataron segundos después no fueron de angustia, sino por la emoción que le genera India.

"Soy muy feliz. Odio llorar en cámara, pero estas lágrimas son de felicidad. Dios me ha demostrado que la vida es hermosa y que vale la pena vivirla. Que por supuesto, pasan estas cosas... Pero sostengo que todo tiene solución en la vida, menos la muerte. De la muerte no se vuelve, y los que quedamos vivos quedamos lastimados. Y no todos tienen la bendición de encontrar el camino de la sanación, yo lo tuve. Dios es el camino", explicó Dallys, tras el emotivo momento en vivo.