Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Juana Repetto habló del escándalo entre Fede Bal y Barbie Vélez: "Dejé de hablar con él porque era complicado, ella era muy celosa"

La actriz contó los conflictos que vivió cuando se besaba en una obra con el actor, en Los Ángeles de la mañana. Video.

Juana Repetto, testigo de la relación enfermiza de Bal y Vélez: "Dejé de hablar con él porque era complicado, ella era muy celosa"

El escándalo entre Fede Bal y Barbie Vélez está en boca de todos. Embarazada de cinco meses, Juana Repetto visitó Los Ángeles de la mañana, el programa de Ángel de Brito, en las mañanas de El Trece, y contó detalles de los conflictos que vivió cuando trabajó con el actor en la obra La jaula de la locas.

No hablo hace mucho. Cuando dejamos de trabajar juntos no hablamos más porque era complicado… Bueno, ya todos lo saben. Me da mucha lástima la situación en general. Hablamos con Fede ahora, ‘cualquier cosa que necesites, te quiero’”, comenzó Repetto sobre su relación con Bal. En la obra,  Juana y Fede se besaban en el escenario, situación que no era del agrado de Barbie.

"El comentario era ese ‘se debe haber ido de la obra porque no aguantaba más la tortura’. La pasaba mal él. Nos besábamos todos los días en el escenario. Ella vino dos veces a ver la obra, pero después no venía porque le hacía mal o se quedaba en el camarín para no verlo".

“Bueno, imaginate que hay gente que no tiene una relación tan enfermiza o particular o como la quieran rotular, y así y todo le molestan los besos”, explicó sobre la actitud de Vélez. “No me sorprendí con lo que pasó, yo veía… No iba a terminar bien esto. Ella estaba muy celosa, sí, pero Fede no se va de la obra por ella sino por todo el lío con (José María) Muscari”, explicó, en referencia a la decisión del director de desvincular de la pieza a Bal tras enterarse de una muy fuerte discusión entre ambos, cuya versión más drástica incluía la violencia de género.

"La denuncia de golpes no me sorprende. Estoy segura de que Fede no miente, bajo ningún concepto lo creo capaz a Federico".

El comentario era ese ‘se debe haber ido porque no aguantaba más la tortura’. La pasaba mal él. Nos besábamos todos los días en el escenario. Ella vino dos veces a ver la obra, pero después no venía porque le hacía mal o se quedaba en el camarín para no verlo. Y sí, cuando estaba ella, nos besamos menos…”, agregó.

Sobre el final, Juana dejó bien en claro de qué lado del enfrentamiento se  sitúa. “La denuncia de golpes no me sorprende. Estoy segura de que Fede no miente, bajo ningún concepto lo creo capaz a Federico”, concluyó Repetto.