Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Jimena Barón, tras su escandalosa separación de Daniel Osvaldo: "Fue por sus celos, era un torbellino de agresiones; me denigraba y me decía prostituta"

La actriz, que acaba de sumarse a Esperanza mía, habló con Telenoche sobre su ruptura con el futbolista de Boca.

Jimena Barón habló de su separación con Daniel Osvaldo

El primer día de junio marcará un antes y un después en la vida de Jimena Barón (28). La actriz decidió decir basta y, tras enfrentar meses de rumores y versiones, hacer pública su escandalosa separación de Daniel Osvaldo (29), padre de su hijo Morrison (1).

 

Jimena recurrió a su cuenta de Twitter para desahogarse y publicó incendiarios mensajes contra su -ahora sí- expareja. Antes de que se confirmara la denuncia mediática a través de Eduardo Sande, el abogado de Barón, la actriz sorprendió en su perfil publicando varios mensajes llamativos e irónicos. Primero subió una foto del futbolista sosteniendo un cartel convocando a la marcha #NiUnaMenos y luego twitteó en la misma línea: "Ensayando con la banda #gatitobarato #andaachuparpi*as #NiUnaMenos".

Sande, luego, explicó en El Diario de Mariana: "Jimena no quería hacer una movida mediática para preservar a su hijo. Pero las últimas actitudes que tuvo el señor Osvaldo para con ella, le dan la pauta de que la única forma de que él puede llegar a tener un freno en su conducta es si esto se hace público. Ayer lo tuvo que bloquear del Whatsapp porque él la hostigaba permanentemente, sobre todo después del debut de ella como cantante. Ahí él tuvo un recrudecimiento en este tipo de insultos y agresiones hacia ella. Esto empezó antes, concretamente el domingo 24 de mayo, Jimena tiene todas las capturas de chat".

"Durante 10 días no me llamó y justamente el jueves, que yo tenía un show a la noche, tenía 14 llamadas perdidas suyas. No lo atendí porque sabía que era para que yo cante mal o para arruinarme la noche. Yo no puedo estar cubriéndome del padre de mi hijo, que quiere que no trabaje, que me dice que soy una prostituta", afirmó la actriz.

Sin embargo, todavía faltaba la palabra de Jimena Barón. La actriz decidió romper el silencio en una entrevista que concedió a Telenoche: "Estoy separada. Se fue de casa el 18 de mayo, hace dos semanas, sin una conversación familiar. Eso ya había pasado antes, se había ido una semana de casa de una manera más normal y hasta ahí estuvo todo bien. Esta segunda vuelta no sé qué decir".

"Durante 10 días no me llamó y justamente el jueves, que yo tenía un show a la noche, tenía 14 llamadas perdidas suyas. No lo atendí porque sabía que era para que yo cante mal o para arruinarme la noche. Yo no puedo estar cubriéndome del padre de mi hijo, que quiere que no trabaje, que me dice que soy una prostituta. Quiero que quede claro, no estoy acá diciendo 'él gana esto, a mí me corresponde aquello porque yo quiero un barco o un piso'. Yo quiero un departamento de dos o tres ambientes en como el que tenía yo en Palermo antes de conocerlo", relató.

"Quiero tener mi vida de antes, venir a grabar, dejar a mi hijo con mi familia, con mis amigos o con su familia, que adoro porque tratan a mi hijo espectacular y a mí también. Ante un torbellino de agresiones y de denigrarme, de madrugada, mañana o en cualquier horario, mi única protección fue decir 'esto se tiene que saber porque no va a parar'", dijo la actriz, que afirmó que el salir a los medios era sólo una herramienta y que no realizó una denuncia contra el futbolista. "No temí que estás agresiones pasaran a ser físicas, en absoluto. Sé que él tiene una personalidad súper explosiva. Es una persona muy desbordada, simplemente este fue un límite. Decir 'ahora no puedo con tu desborde'".

"Quiero tener mi vida de antes, venir a grabar, dejar a mi hijo con mi familia, con mis amigos o con su familia, que adoro porque tratan a mi hijo espectacular y a mí también. Ante un torbellino de agresiones y de denigrarme, de madrugada, mañana o en cualquier horario, mi única protección fue decir 'esto se tiene que saber porque no va a parar'", dijo Jimena.

"Era muy celoso, eso es sabido, la verdad que sí. Tuve otras parejas antes que eran celosos, pero este es un caso que no se cómo llamarlo, pero me parece que es de un nivel mayor", continuó y aseguró que buscará mantener una relación cordial con el que hoy es su ex. "Trabajé siempre para que vea a sus otros hijos y lo voy a hacer, por supuesto, con el mío. Él es el padre. Daniel cuando está bien es muy cariñoso con Morrison, mi hijo adora a su padre y él a Morrison. Siento que esto se le fue de las manos y yo me tengo que cuidarme a mí y a mi hijo. Punto", aseveró. 

Consultada si había habido infidelidad en la pareja, fue concluyente: "Jamás le pregunté si había terceros en discordia, al contrario. Le dije 'estamos separados, te fuiste de casa, con tu vida privada podés hacer lo que quieras'. A mí todo lo que me preocupa es lo del enano. Yo no le digo nada que salga a boliches, pero dejame ir a grabar. Dejame jugar con mi hijo sin que me caiga una bomba de insultos a la tarde de un domingo. Ese fue mi pedido, simplemente. No se qué pasó entre nosotros, pero si fue que apareció otra  o él se dio cuenta de que quiere estar de fiesta…Si él se sentaba conmigo y me decía 'Jimena estuve mucho tiempo en Europa, me di cuenta que me queda poco tiempo y quiero irme de joda', yo le hubiera dicho 'la p… que lo parió', pero sí, me la tenía que bancar. Ahora que me agreda a mí y que no pueda rehacer mi vida, no. Es una agresión que no me la merezco", finalizó.

"Yo no le digo nada que salga a boliches, pero dejame ir a grabar. Dejame jugar con mi hijo sin que me caiga una bomba de insultos a la tarde de un domingo. Ese fue mi pedido, simplemente. No se qué pasó entre nosotras, pero si fue que apareció otra o él se dio cuenta de que quiere estar de fiesta…Si él se sentaba conmigo y me decía 'Jimena estuve mucho tiempo en Europa, me di cuenta que me queda poco tiempo y quiero irme de joda', yo le hubiera dicho 'la p… que lo parió, pero sí, me la tenía que bancar. Ahora que me agreda a mí y que no pueda rehacer mi vida, no. Es una agresión que no me la merezco", finalizó.

Por otra parte, Ciudad.com habló con Darío Decoud, el representante del delantero de Boca, manifestó su sorpresa ante la denuncia por violencia de género: "La verdad que no tengo idea de la vida privada de Osvaldo. Habrá que demostrar cuál es la violencia de género, Osvaldo tendrá que defenderse, yo hago fútbol. Daniel sabrá si este tipo de hechos lo afectan como futbolista, ya tiene 30 años, no tiene 10. Yo no me meto en la vida privada de los demás, él no sabe qué hago de mi vida ni yo sé que hace de la de él, no me incumbe".

Una ruptura que, sin dudas, traerá mucha más tela para cortar.