Jimena Barón y una escandalosa denuncia a Daniel Osvaldo por violencia de género

El abogado de la actriz contó detalles de la conflictiva separación con el jugador: los fuertes mensajes a su celular y qué habría hecho él antes de irse de su hogar. 

Jimena Barón y una denuncia por violencia de género Fotos: Web.
Jimena Barón y una denuncia por violencia de género Fotos: Web.

En medio de los rumores de crisis e infidelidades, Jimena Barón había optado por guardar silencio sobre su presente sentimental con Daniel Osvaldo, padre de su hijo Morrison (1). Sin confirmar ni desmentir la separación, la actriz se presentó con su banda días atrás y eludió a la prensa.

Pero luego de que surgiera la explosiva versión de que Osvaldo se había tatuado junto a su nueva ¿amigovia?, la rockera Militta Bora, Jimena tuvo un curioso impulso en Twitter: publicó una imagen de Daniel sosteniendo un cartel con la leyenda #NiUnaMenos, que promueve la marcha contra la violencia de género que tendrá lugar esta semana frente al Congreso. En la imagen incluso se ve el nuevo tattoo del futbolista.

“Osvaldo se fue de su casa el 18 de mayo. Antes de irse, le vació las billeteras a Jimena, la dejó sin nada y nunca más volvió a ver a ver a su hijo Morrison y se desentendió de la asistencia económica", contó el abogado de Jimena.

La pregunta fue inmediata: ¿por qué publicó esa imagen? Y la respuesta llegó horas después en boca de su abogado, Eduardo Sande, quien habló con Personajes.tv y contó que su representada piensa presentar una denuncia, justamente, por violencia de género contra su ex.

El letrado reveló detalles muy fuertes de la (ahora sí) escandalosa ruptura: “Osvaldo se fue de su casa el 18 de mayo. Antes de irse, le vació las billeteras a Jimena, la dejó sin nada y nunca más volvió a ver a ver a su hijo Morrison y se desentendió de la asistencia económica. Además, comenzó a mandarle mensajes a su celular culpándola de la separación, diciendo que ella lo había traicionado. Jimena tiene todos los mensajes guardados donde la hostiga, la humilla y la degrada. La llamó "gato", "prostituta" y hasta amenazó con volver a su casa para hacer un escándalo”, contó el letrado, que confirmó que analizan los pasos legales a seguir.