Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Isabel Macedo y su vida como esposa de Juan Manuel Urtubey, lejos de las cámaras: "Mi prioridad es la familia"

La actriz reflexionó en Debo decir sobre cómo cambió su vida tras casarse y tener a Isabelita con el gobernador de Salta.

Isabel Macedo contó cómo es su vida lejos de los escenarios como esposa de Juan Manuel Urtubey

La primera parada de la versión federal de Debo decir fue la provincia de Salta, donde Luis Novaresio viajó para entrevistar al gobernador Juan Manuel Urtubey (49) junto a su esposa, Isabel Macedo (43). En un tono intimista, la actriz se explayó respecto del radical cambio de vida que adoptó tras blanquear su romance hace tres años, casarse en septiembre de 2016 y hace un año se convirtió en madre de Isabelita Urtubey.

Con elegancia, Macedo reivindicó su vocación: “Soy de profesión actriz". Así fue reflexionó sobre su transformación: “Trabajo mucho por tener mi vida prolija, ordenada, para adaptarme a esa vida. Para embellecer al protagonista, que en vez de decir que llegó Isabel Macedo a un lugar para que digan que llegó el Gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey... y su señora. Ahí, al lado, a un costado. Es parte de la adaptación. Hoy ocupo otro lugar donde no soy la protagonista de la novela sino otro rol. Ese rol que ocupo hoy es de protagonista absoluta, que mi familia, son mi prioridad, mi hija, los hijos de él y nosotros dos".

"Hoy ocupo otro lugar donde no soy la protagonista de la novela sino otro rol. Ese rol que ocupo hoy es de protagonista absoluta, que mi familia, son mi prioridad, mi hija, los hijos de él y nosotros dos".

"Al principio fue raro. Por ejemplo, llegamos a una inauguración de una escuela secundaria y yo pensé que iba a ser complicado. ¡Pero nadie me miraba ni me hablaba! A nadie le importaba nada porque estaba él y era como si hubiera llegado un Rolling Stone. Todas las alumnas lo querían y gritaban su nombre y era él protagonista de todo. Desde ahí aprendí que estar con él era como ser una compañera, observadora. Yo soy la que tiene todo el tiempo libre para, mientras Juan Manuel hace las notas, voy por atrás viendo, escuchando, anotar todo lo que la gente me pide y cuando llego a casa llamo para pedir favores. Ese es mi rol ahora, que es como impensado, no era algo deseado. Cuando me largo a llorar porque no estoy trabajando en lo que me preparé, en lo que sé o pienso que me gusta siento que estoy en mi casa y que desde acá puedo resolver un montón de cosas. Pienso que tengo la bendición de estar con mi familia y a la vez cambiarle la vida a alguien sin haberlo pedido", continuó con sinceridad.

"Pienso que tengo la bendición de estar con mi familia y a la vez cambiarle la vida a alguien sin haberlo pedido".

Y tras asegurar que "nunca se arrepiente”, Isabel se rió de las versiones de que su relación con Urtubey fue por un pacto de beneficios mutuos: “¡Que me tire un cheque, algo! Mi única responsabilidad es aprender y tratar de crecer. Siempre mi opción es tratar de estar mejor. Capaz por culpa de otro me siento mal. Cuando alguien dice algo de mí sin conocerme me siento mal. Pero la responsabilidad de salir de ese lugar inmundo es mía. Para ocuparme de lo que realmente me importa, la responsabilidad es mía".

"Estoy la mayor parte del tiempo que puedo en mi casa. Cuando me dicen que dejé todo, que dejé de trabajar, que dejé mi vida para venir a Salta, no sé cómo explicarlo, pero casarte con una persona que tiene hijos que no son tuyos es como un trabajo".

Al final, Isabel Macedo se refirió a su familia ensamblada con Juan Manuel Urtubey, también padre de Marcos, Mateo, Lucas y Juana: "Estoy la mayor parte del tiempo que puedo en mi casa. Cuando me dicen que dejé todo, que dejé de trabajar, que dejé mi vida para venir a Salta no sé cómo explicarlo, pero casarte con una persona que tiene hijos que no son tuyos es como un trabajo. Hay que dedicarle mucho tiempo. Entonces, tenemos una relación espectacular que se afianzó".

¡Suscribite al newsletter de Ciudad! Y recibí las últimas noticias del espectáculo en tu mail.

¡Click Aquí!

​​​