Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Ingrid Grudke contó que apuesta a ser heladera y ya abrió su propio local: "Me gusta desafiarme"

La modelo se mostró muy entusiasmada por este proyecto laboral que la tiene a la cabeza y con el que busca vender "los mejores helados del mundo".

Ingrid Grudke reveló que se convirtió en heladera y ya abrió su propio local.
Ingrid Grudke reveló que se convirtió en heladera y ya abrió su propio local.

Luego de haber contado que está muy feliz en pareja y que decidió que no quiere convertirse en mamáIngrid Grudke tomó una decisión que cambia su rumbo laboral y la anunció con ilusión.

La modelo se convirtió en heladera. Sí, abrió su franquicia de una reconocida marca de helados y se puso al frente de su local con la motivación de "vender los mejores helados del mundo" a cuestas.

"Decir heladera suena despectivo pero para mí es una empresa muy seria y multinacional, pretende ser el helado más importante del mundo",  adelantó en diálogo con Juan Etchegoyen en Mitre Live.

"Me interesó meterme en ese mundo y yo hice perito mercantil en el colegio así que algo de números sé"

"Me interesó meterme en ese mundo y yo hice perito mercantil en el colegio así que algo de números sé. Me gusta desafiarme, acá ya dicen ‘la heladería de Ingrid’ y por supuesto me ven ahí, estoy acompañando a los empleados que trabajan ahí",

Y contó cuál es su rol en la heladería, que queda en Misiones, su provincia natal: “Estoy en el detalle de que todos se sientan importantes y no se sientan solo empleados. Observo a cada uno que esté bien con lo que hace y el público que vino hasta ahora se fue conforme con la atención y lo rico que son los helados".

POR QUÉ INGRID GRUDKE SE ANIMÓ A PROBAR SUERTE EN EL MUNDO DE LOS HELADOS

Ingrid contó el motivo de este cambio: “Yo siempre me desafío y me genera mucha adrenalina. Soy una modelo internacional que trabajé en todo el mundo y volví a apoyar a la provincia". 

"Me gusta desafiarme, acá ya dicen ‘la heladería de Ingrid’ y por supuesto me ven ahí"

"Acá hay mucho potencial y tenemos libertad, aunque sea difícil trabajar en la Argentina", cerró, motivada.

¡Cambios!