Los infumables del Bailando - Ciudad Magazine

Los infumables del Bailando

Esta semana me comuniqué con todos los colegas que cubren diariamente ShowMatch para preguntarles cómo era el trato con los participantes. Quiénes eran los más simpáticos y quiénes los insoportables, qué excusas inventaban para no dar notas y qué anécdotas tenían. A continuación, las conclusiones.

Los insufribles del Bailando, según los cronistas que cubren día a día ShowMatch.

Esta semana me comuniqué con todos los colegas que cubren diariamente Bailando 2015 para preguntarles cómo era el trato con los participantes. Quiénes eran los más simpáticos y quiénes los insoportables, qué excusas inventaban para no dar notas y qué anécdotas tenían. Lo que van a leer a continuación es una síntesis de lo que me contestaron Guido Zaffora (Este es el Show), Tito Monterito (C5N), Pampito (El Diario de Mariana), Diego Bouvet (Implacables), Santiago Riva Roy (Bien de Verano), Carolina Handelman (Informadisimos) y Pablo Costas (Implacables).

Entre los más amables con los cronistas ganan por lejos Moria Casán, Ailén Bechara, Fernando Dente y Celeste Muriega. Y en menor medida, pero entre los mejores, Ergün Demir y Gisela Bernal. También fueron mencionados Luciano El Tirri y Fernando Burlando, ya fuera de concurso.

También coinciden en que mágicamente los famosos se vuelven mucho más simpáticos los días de sentencia y duelo telefónico, a sabiendas de que necesitan aparecer en los programas para hacer campaña. Esas jornadas son ideales para ir a preguntarles "cualquier cosa". Por ejemplo, entre las más copadas figura Carmen Barbieri, que esperaba que los noteros terminaran de entrevistar a otro famoso para dar notas a cada uno individualmente. En cambio, la principiante Verónica Ojeda ofrecía siempre notas grupales. 

Las excusas para no enfrentar al periodismo son varias. Muchos realizan una ruta secreta por distintos pisos de la productora para no pasar por el hall y salir directamente por cochera. Todos coinciden en que Nacha Guevara y Juana Viale fueron este año las especialistas en huidas.

Muchos piden hacer conferencias de prensa cuando son protagonistas de algún escándalo de la semana. Otros piden siempre este sistema para evitar hacer cuatro o cinco notas.

La menos querida por los cronistas por unanimidad es Cinthia Fernández. En casi todos los ritmos, se excusó con: "No puedo porque estoy con mis hijas"; "me cambio y vuelvo" (y jamás lo hacía); "hago notas pero todos juntos porque estoy cansada". ¿Otras excusas de los famosos? "No te voy a dar notas para hablar de eso" (Fede Bal); "ya me saqué el maquillaje" (Gisela Bernal); "tengo a los nenes en el auto" y "es muy tarde, estoy cansado" (varios).

La segunda del ranking de insoportables fue Juana Viale. Obviamente no sorprende porque siempre tuvo relación esquiva con la prensa. 

Entre otras anécdotas, cuentan que Flor de la V bajaba última a las sentencias para evitar notas, y también respondía monosilábicamente cuando era acorralada. Muchas semanas Solita se detuvo a hablar con todos, Nacha jamás y el resto de los jurados, siempre.

Todos coinciden en que cuanta más trayectoria tienen las figuras, más generosos y educados son. Algo que tendrían que asimilar los principiantes y los que van en camino a la consagración.

TE PUEDE INTERESAR