Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La indignación del obstetra al que sus vecinos lo denunciaron por atender embarazadas: “Es injusto”

Leandro Goñi recibió quejas por mantener su consultorio en un edificio de Barrio Norte.

Leandro Goñi, el obstetra al que sus vecinos le impiden que atienda a embarazadas: "Me da tristeza y me parece injusto"

No todos son aplausos para los médicos. Leandro Goñi, médico obstetra del Hospital General de Agudos Vélez Sarsfield, hizo una carta pública donde relataba la desagradable situación que vive con sus vecinos de Recoleta, donde tiene su consultorio privado, quienes lo quieren denunciar por seguir atendiendo a sus pacientes particulares.

“Recibí notas donde me decían que era una barbaridad que durante una cuarentena yo siga atendiendo ahí”, contó el doctor en Nosotros a la mañana, luego de que se viralice su carta. “Me respondieron que preferían que cierre el consultorio y que me vaya a otro lado. Entre los mensajes que recibí uno dice ‘que las embarazadas se arreglen'. Esto me da tristeza. me parece injusto”, señaló.

"Algunos vecinos me llamaron luego de que se salió esto y me dieron su apoyo, pero los principales que estaban en los mensajes no fueron capaces, no de arrepentirse, pero si de darse cuenta la barbaridad de lo que estaban haciendo".

Goñi tiene su consultorio en la planta baja de un edificio de Recoleta y las quejas de sus vecinos vienen porque en el hospital donde él trabaja se accionó el protocolo para posibles casos de coronavirus. “Algunos vecinos me llamaron luego de que se salió esto y me dieron su apoyo, pero los principales que estaban en los mensajes no fueron capaces, no de arrepentirse, pero sí de darse cuenta la barbaridad de lo que estaban haciendo”, marcó en el ciclo del Pollo Álvarez.

"Encima que tenemos que enfrentar el coronavirus y la situación, recibir un psedo repudio de tu entorno es triste y doloroso".

El médico se mostró decepcionado: “Se siente tristeza. Lo que nadie dice es que los más asustados somos nosotros los médicos. No solo nos arriesgamos nosotros, arriesgamos a nuestras familias. A veces llegamos de trabajar y no podemos dejar que nos abracen o que te den un beso antes de hacer un proceso de desinfección. Por eso me parece injusto”, marcó el médico, que trabaja como obstetra y ginecólogo desde hace 35 años. “Encima que tenemos que enfrentar el coronavirus y la situación, recibir un psedo repudio de tu entorno es triste y doloroso”. "Le ganaremos al coronavirus pero perdemos como sociedad", finalizó.