El impresionante relato de la final del Mundial de Tetris que es furor en las redes

El comentarista de juegos español Ibai describió con inusitada pasión el desenlace del torneo. Mirá el video.

El apasionante relato de la final del Mundial de Tetris que se hizo viral

El sano espíritu competitivo encuentra pasión en cualquier disciplina, ya sea en un deporte hiper popular como el fútbol, o también en la final del Mundial de Tetris. La final del Classic Tetris World Championship consagró a Joseph Saelee, un estadounidense de 16 años, quien derrotó a su compatriota ¡siete veces campeón! Jonas Neubauer, de 38 años.

El impresionante relato de la final del Mundial de Tetris que es furor en las redes

Pero en las redes, el verdadero protagonista de esta historia fue Ibai, relator español de videojuegos que le puso alma y vida para transmitir el desenlace del torneo. Con su sentida descripción de los instantes cruciales en que el adolescente nacido 13 años después del lanzamiento del juego venció al experimentado Neubauer, su video se volvió furor en las redes sociales. Pero para hacerlo más emocionante, como suele hacerlo en sus intervenciones, dijo que Jonas era español, de Albacete. Y que en vez de 38 años, tenía 60.

El impresionante relato de la final del Mundial de Tetris que es furor en las redes

“Dame un palito por la derecha papá, papá. No me jodas. No me jodas (...) Jonas puede ganar tras 100.000 puntos de diferencia. ¡Se le acomoda la pecera, cuidado! ¡¡Nooooo!! Joseph Saelee, con 16 años, siendo jugador del Fortnite, puede ganar a nuestro padre de Albacete. ¡Menos 22.000! Un palo a la derecha, ¡un palo a la derecha! ¡¡¡Nooo!!! Campeón del mundo, Joseph", detalló con locura. Y después de tomar una bocanada, siguió por más: "¡16 años contra 60! ¡No me jodas, tío! España contra Rusia en los penaltis (N de la R: por la derrota en el Mundial de fútbol) y Jonás en la final del mundo, las dos mayores decepciones de España en este año", exclamó, siempre haciendo pasar al estadounidense Jonas como español. El relato, claro, se viralizó de inmediato.

El mundial se desarrolló en Oregon, Estados Unidos, donde el californiano y hombre de albacete jugaron con los elementos originales. Es decir, sentados frente a un televisor tubo de rayos catódicos y con los joysticks unidos por cable a la Nintendo.

¡Mirá el video!