Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Honestidad brutal de Nazarena Vélez antes de debutar en La Academia: "Sé que no bailo bien y que voy a afanar"

La productora confirmó su presencia en ShowMatch, aunque explicó ante Ciudad por qué demora la firma del contrato.

Honestidad brutal de Nazarena Vélez antes de debutar en La Academia: Sé que no bailo bien y que voy a afanar
Honestidad brutal de Nazarena Vélez antes de debutar en La Academia: Sé que no bailo bien y que voy a afanar

Está todo dado para que Nazarena Vélez (46) vuelva a brillar en ShowMatch, pero ella demora la firma del contrato a pesar de que ya arregló su salario. Dudas que justificó en una nota con Ciudad: “Yo pensé que no iba a laburar nunca más así, casi que tenía decidido no ir nunca más a un reality”.

Con la honestidad brutal de siempre, y consciente de que estará en La Academia, Nazarena afirmó: “Cuando me llegó la propuesta automáticamente dije que no. Después empecé a negociar y me di cuenta de que me servía económicamente porque necesito la guita. Lo que me queda es pensar “¿con qué necesidad, señora? ¡tiene 46 años! ¿Qué va a bailar? ¡Si baila como el orto! ¿Por qué lo hace?”. Capaz que a los 30 no me ponía a pensar eso, pero hoy a los 46 digo “¡qué necesidad, si además canto como el ojete!”. Son esas cosas las que medio que me desestabilizan”.

Así fue que, con total franqueza justificó sus temores: “Ya estuve en el Cantando, Bailando, Comedia Musical. La última vez que estuve fue en el Bailando 2015. Por eso es que digo está, sé que no bailo bien y que voy a afanar. No me gusta, como laburadora, no me gusta sentir que voy a afanar. Obvio que voy a ensayar un montón y le voy a poner toda la onda, pero sé que entro afanando”.

"Obvio que voy a ensayar un montón y le voy a poner toda la onda, pero sé que entro afanando”.

En ese sentido, la productora de la obra Trepadores enfatizó: “Ya no tengo más ganas de contar mis dramas”.  

Por otra parte, descartó formar dupla estelar junto a Santiago Caamaño, su pareja: “Eso la producción no me lo propuso y tampoco me divierte la idea. No siento que nos podamos hacer bien como pareja, porque soy una rompecocos y él no es bailarín. Terminaríamos discutiendo. Yo soy muy exigente y no me gusta ir a robar a la pista, siento que si vamos con Santiago vamos a ser Mamarracho y Mamarrachín. Ya está, en todo caso que baile él por su parte, pero que no nos expongan a los dos. ¿Para qué romper nuestra pareja de una forma tan pelotuda?”.

Una Nazarena Vélez auténtica y sin filtros.