Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Habló Cynthia R., la mujer a la que Pocho Lavezzi acusa de "pornoextorsión": "Es un tipo muy siniestro"

La mujer, una argentina que vive en Brasil, charló con Lio Pecoraro por las acusaciones en la Justicia que hizo el exfutbolista.

Cynthia R., la mujer a la que Pocho Lavezzi acusa de "pornoextorsión", habló de grave denuncia la involucra: "Es un tipo muy siniestro"

Una grave denuncia de pornoextorsión está llevando adelante Pocho Lavezzi contra Cynthia R., una mujer que dice haber tenido una relación con el futbolista, a la que él llevó a la Justicia acusándola de hostigamiento digital, suplantación de identidad y difusión de imágenes íntimas, además de señalar que ella le está haciendo una “pornoextorsión” con un pedido de 5 mil dólares. Ahora ella rompió el silencio para defenderse.

Lio Pecoraro publicó parte de la conversación que tuvo con la señalada por el exfutbolista de varios delitos informáticos e incluso ella se refirió a Yanina Screpante, exnovia del jugador a la que Pocho también menciona en su denuncia. “No vivo en Argentina, no miro tele. Hoy la escuché hablar a Yanina y ella sabe de mi existencia hace 6 años. No me interesa que se conozca mi nombre ni nada de eso. Sé que es un tipo muy siniestro”, comenzó diciendo Cynthia, quien compartió con el periodista los supuestos chats que habría tenido con él. 

"Sé que es un tipo muy siniestro. Yo soy madre soltera, vivo en Brasil, no molesto a nadie. Me cansé de seguirle el jueguito y me parece injusto".

“Yo soy madre soltera, vivo en Brasil, no molesto a nadie y no me gusta que me molesten. Si me preguntás por qué lo hago, tal vez porque ya me cansé de seguirle el jueguito y me parece injusto. Tampoco tendría el derecho de salir a divulgar cosas, pero como me enteré que él empezó (sic). Durante 6 años me comporté como una señora, ya me cansé de callar”, aseguró la mujer, molesta. La denuncia de extorsión que involucra a Cynthia R. fue desestimada por la fiscal Mónica Cuñarro, de la Fiscalía N° 7, por considerar la inexistencia de delito.