Gustavo Yankelevich se enojó con una de las autoras de Educando a Nina y defendió a Aruzzi tras el desafortunado chiste: "¿Hace falta pegarle tanto?"

El productor cuestionó la crítica que le hizo Claudia Bono a la actriz en Twitter y le expresó su solidaridad.

Gustavo Yankelevich se enojó con una de las autoras de Educando a Nina y defendió a Aruzzi tras su mal chiste (Foto: web y Twitter)
Gustavo Yankelevich se enojó con una de las autoras de Educando a Nina y defendió a Aruzzi tras su mal chiste (Foto: web y Twitter)

Un chiste de mal gusto y una fuerte polémica. Esta semana salió al aire en Educando a Nina una escena en la que Jorgelina Aruzzi -en la piel de su personaje Susana Ximena-, le describe a Griselda Siciliani -Nina- un abuso sexual, haciendo uso de un desatinado humor negro. Y ardieron las redes sociales.

"Mirá amiga, hay algo que yo nunca te confesé… Una vez Rolando me pone un revólver en la cabeza y me dice ‘date vuelta’. Me doy vuelta, entrego lo que tengo que entregar y ahí cuando estábamos fumando el puchito le digo ‘¿Rolando por qué me ponés el arma en la cabeza? Si yo siempre te he entregado la parte trasera. Me dice 'sí, pero nunca tan fruncido…'", dice el personaje en su diálogo.

"Estoy de acuerdo, fue un mal chiste, pero @Aruzzireal ya se disculpó y asumió que fue de ella el chiste. ¿@claudiabono hace falta pegarle tanto? Un gran éxito como @EducandoANina se hace entre todos, no es de uno solo. Y cuando algo sale mal hay que saber bancarlo @pabloculellok @grisici", escribió Gustavo en Twitter.

Encendida la polémica, llegaron las disculpas de Aruzzi en Ciudad.com: "Fue un mal chiste de humor negro, nos equivocamos en hacerlo. Estoy en contra de cualquier tipo de violencia, no tenemos más que disculparnos. A veces de mil que tirás, una sale como el ort..., éste fue el caso". Pero su noble arrepentimiento no frenó la polémica. 

En ese contexto, Claudia Bono, una de las autoras de la ficción de Telefe defendió su producto a través de las redes sociales, pero responsabilizó sin reparos a Jorgelina: "El mal chiste de Jorgelina Aruzzi, en Educando a Nina, fue su improvisación y no estaba por libro. Jamás escribiría un chiste semejante… Ven por qué hay guionistas y libros, y los actores no pueden decir lo que se les cante... Pasan estas cosas... Educando a Nina, un papelón. Cuando los actores se creen dioses y terminan arruinando todo. Jamás escribiría tan livianamente un 'chiste' sobre una violación. Eso no es un chiste, eso no es humor, es siniestro".

Al tanto del debate, y cuestionando el descargo de Claudia, el productor televisivo y teatral Gustavo Yankelevich recogió el guante y bancó a Aruzzi:  "Estoy de acuerdo, fue un mal chiste, pero @Aruzzireal ya se disculpó y asumió que fue de ella el chiste. ¿@claudiabono hace falta pegarle tanto? Un gran éxito como @EducandoANina se hace entre todos, no es de uno solo. Y cuando algo sale mal hay que saber bancarlo @pabloculellok @grisici".

Pablo Culell, en tanto, con la mención de Yankelevich en su Twitter, no tardó en coincidir con él: "Así es Gustavo. Lo dice alguien con toda la autoridad para hablar de TV como vos. Además los trapitos se lavan en casa, ¿no?".

LA RÉPLICA DE UNA DE LAS AUTORAS DE EDUCANDO A NINA, CLAUDIA BONO:

La escena del chiste de mal gusto de Jorgelina Aruzzi  en Educando a Nina encendió una fuerte polémica y una de las autoras de la ficción, Claudia Bono, recurrió a Twitter para defender su guión y aclarar que ella no había escrito esa desatinada humorada, adjudicándole total responsabilidad a la actriz. Pero sus tweets no les cayeron bien a muchas personas, entre ellas a Gustavo Yankelevich y Pablo Culell, e hizo un nuevo -y aclaratorio- descargo en Facebook

"Ante los hechos ocurridos en el capítulo de anoche en Educando a Nina y mis  tweets, quiero aclarar el por qué de mis comentarios. Llevo 30 años escribiendo para televisión y a lo largo de mi carrera tuve la fortuna de encontrarme con grandes directores y con actores ante quienes me saco el sombrero. Los quiero y los admiro. Soy su fan número uno y es por eso es que me gusta escribir para ellos. 

También he aprendido a lo largo de estos años que quienes comunicamos a través de medios masivos y públicos tenemos una grandísima responsabilidad. Cada cosa que decimos y hacemos tiene una gran repercusión, para bien y para mal. Cada cosa que comunicamos tiene un impacto en los demás. Por lo tanto, hay que ser extremadamente cuidadoso con lo que se escribe, y ese cuidado es el que tenemos los autores a la hora de escribir el guión. Lo que dice el guión es absolutamente responsabilidad de los autores. Y es por eso que cuando cosas que no escribimos los autores, lastiman y ofenden, tenés que salir a defender tu trabajo porque nadie lo hace por vos. Yo salí a defender el trabajo de los autores, ante tantas acusaciones falsas. Tweeteé para defender nuestra responsabilidad a la hora de escribir una comedia familiar, en horario de protección al menor. Yo no tweeteé para defenestrar a nadie, simplemente no quise asumir una responsabilidad por un hecho de la que no fui parte, ni autora. ¡Muchas gracias!".