Ciudad Magazine

Notas Top

Guillermina Valdés contó la charla con sus hijas cuando "se decía que Tinelli se había ido con 'la mujer de' Ortega"

La modelo y empresaria recordó el comienzo de su relación con el conductor y la polémica con su ex.

Guillermina Valdés contó la charla con sus hijas cuando se decía que Tinelli se había ido con la mujer de Ortega
Guillermina Valdés contó la charla con sus hijas cuando se decía que Tinelli se había ido con la mujer de Ortega

Seis años atrás, Guillermina Valdés (41) comenzó una relación con Marcelo Tinelli (58). Dos años antes, la modelo y empresaria había terminado su matrimonio con Sebastián Ortega (45), con quien fueron padres de Dante (18), Paloma (16) y Helena (13).

En aquel entonces, mucho se habló sobre la relación entre el conductor de ShowMatch y el productor de Underground. Y la polémica no se hizo esperar. En la vida de ese tipo está todo armado", disparó Ortega, en una de sus tantas declaraciones. El tiempo pasó, las aguas se aquietaron y Guillermina y Sebastián lograron construir una cordial relación por el bien de sus hijos.

Instalada en Punta del Este junto a Lorenzo, el hijo que tuvo con Marcelo, sus hijos y los del conductor, Guillermina recordó la charla que tuvo con Paloma y Helena, en medio de la polémica. “Son muy revolucionarias. A mí me encanta. Siento que algo debo tener que ver, siempre les hablé mucho. Incluso por situaciones que viví”, comenzó, en una nota con la revista ¡Hola! Argentina.

"Cuando estuve en todo ese quilombo mediático, con mis hijas hablábamos porque ellas prendían la televisión y escuchaban que se trataba a su mamá como "la mujer de". Para una hija ver que a tu mamá la llaman así es duro. Además, ¡yo no soy de nadie!".

“Cuando estuve en todo ese quilombo mediático, después de haberme separado, se decía que Marcelo "se había ido con 'la mujer de'". Y con mis hijas hablábamos de eso, porque ellas prendían la televisión y escuchaban que se trataba a su mamá como "la mujer de". Para una hija ver que a tu mamá la llaman así es duro. Además, ¡yo no soy de nadie!”, continuó Valdés.

“Ellas sabían que yo estaba divorciada, que había hecho un duelo de dos años, porque ellas lo vieron; y su papá estaba en pareja. Cuando vos tenés hijas que, ante una situación así, son claras y reflexionan, siento que algo les quedó de lo que hablábamos. Paloma y Helena tienen una libertad de expresión y pensamiento que fueron construyendo durante estos años, por las cosas que vivieron, muchas veces dolorosas”, completó la empresaria.