Gravísima denuncia del hijo de Vicentico y Bertuccelli contra la policía: "Me pusieron un arma en la cabeza"

Florián Fernández contó en un video lo sucedido en la madrugada del domingo. Su palabra.

El hijo de Vicentico y Bertuccelli denunció públicamente a la policía: “Me pusieron un arma en la cabeza”

Una gravísima denuncia hizo Florián Fernández Capello (23), el hijo de Vicentico y Valeria Bertuccelli, contra la policía. El joven músico compartió varios videos en su cuenta oficial de Instagram narrando el momento de terror que vivió en la madrugada del domingo, en el barrio de Belgrano.

"¿Hola amigos cómo les va? Aquí acabo de llegar a mi casa y les quiero contar una situación que acabo de vivir para que andemos un poco precavidos. Me parece que estamos viviendo un momento de mierda y me pasó esto por segunda vez en un mes", comenzó. "Recién, más o menos, por Virrey del Pino y Tres de Febrero, me paró la policía, me pusieron el arma en la cabeza, me hicieron bajar del auto y me dijeron que si no obedecía me iban a pegar un tiro. La excusa para pararme fue un pozo que me como yo en Luis María Campos, me lo comí cómo el más salame, no lo vi. Me saltó el auto como un salamín de desatento”, describió Florián.

"Lo que es seguro es que eso no ameritaba la retención del vehículo y que yo fuera preso como ellos me decían y con esa excusa me pusieron el arma en la cabeza y me dijeron que no les temblaba el puso y que me iban a meter un tiro. Y me hicieron darles toda la plata que tenía para no multarme”, aseguró el músico.

"Para no multarme me pidieron una coima, que no es una coima, es un robo. Lo otro ya sería bastante grave, esto es mucho peor y les tuve que dar 400 pesos, que era todo lo que tenía. Me revisaron la billetera y el auto entero. Y me dijeron en detalle que no sea tan pelotudo y que la próxima vez que salga a la calle tengo que tener plata encima por si me paran, que tengo que tener un poquito más de cintura, un poquito más de platita porque si no… esto no da", agregó.

"Básicamente, amigas y amigos me acaba de chorear la policía. Ni hablar que me sacaron del auto agarrándome del buzo, que me tiraron y me tuve que comer la secuencia de tener un chumbo en la cabeza, teóricamente porque venía cometiendo una infracción. Mi comentario para todos es que tengan mucho cuidado porque estamos viviendo un momento de mierda, no lo tapa absolutamente nada. Te chorea hasta la cana y te chorea muy feo. La pasé para el orto así que tengan mucho cuidado", finalizó su relato.

Luego, Fernández Capello agregó dos fragmento musicales. El primero del tema Nunca seré policia, de la histórica banda punk Flema; el segundo del clásico Ya no sos igual, de 2 minutos.